viernes 29 de mayo de 2009 - 10:00 AM

Las maravillas del mundo

El viejo Santander de las empinadas 'breñas', las guerras civiles, los arrogantes caballeros y el individualismo, ha cedido ante una nueva región llena de atractivos, abierta al turismo y a las exportaciones.

La leyenda que decía 'quien pisa tierra de Santander, es santandereano', cobra una maravillosa actualidad. Como una profecía, los antiguos hicieron circular todas las monedas por las tiendas del Estado Soberano. Ya empiezan a reconocer estos tradicionales senderos como un luminoso emporio de bellezas naturales. El Cañón del Chicamocha es candidato a convertirse en una de las siete maravillas del mundo moderno. Por tal razón se ha ideado un curioso concurso: quienes consideren que nuestro Chicamocha tiene dimensión mundial, pueden decirlo en Internet en la página www.new7wonders.com.

Pero nuestro departamento es un todo coherente. Tenemos por ejemplo las mesetas escalonadas, que comienzan con la de Bucaramanga con sus dedos de formaciones naturales, luego la Mesa de Ruitoque y por último la majestuosa Mesa de los Santos o Jeridas. Cerca de nuestra capital se encuentra el Páramo de Berlín, con intenso frio, frailejón, ruanas y un viento que silba como si hubiera una orquesta de flautas fantasmales. En la antigua y hermosa provincia de García Rovira permanece en el olvido la Laguna de Ortices, uno de los sitios más bellos de nuestra geografía.

En el llamado Magdalena Medio la ciudad de Barrancabermeja se está convirtiendo en un lugar de trabajo y esparcimiento. Además de la refinería modelo de tecnología, está el río Magdalena, nervio de nuestra patria. Por allí entraron la invasión española y todo el comercio durante la Colonia y el siglo XIX. Lo abandonamos, pero ahí está esperando que le demos la prioridad que merece. Sin embargo, la ciénaga de San Silvestre es un bello lugar, convertido ya en sitio de solaz y deportes acuáticos. No en vano en la antigua provincia del Socorro, el principal proyecto era la construcción de un camino hacia el río.   

Más tarde, Von Lengerke se especializó en penetrar por la selva hasta salir a los puertos sobre el río. Uno de los proyectos más importantes de Aquileo Parra era el Ferrocarril del Carare y Solón Wilches proyectó el tren que civilizó a una región.

En la provincia de Vélez, además de los caballistas y la música, encontramos uno de los lugares más atractivos de nuestro departamento. En Florián, existe un fenómeno natural, las ventanas de tisquizoque, que miran hacia un hermoso valle lleno de verdes cultivos y casitas de teja española que recrean el espíritu y nos reconcilian con la vida.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad