viernes 13 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

Las viejas tradiciones

Nos sentimos en el corazón de Santander, porque las antiguas provincias Comun-ra y Guanentina siguen conservando el espíritu santandereano.
Escuchar este artículo

Las creencias religiosas son un gran estímulo para el ser humano. Solamente causan traumas cuando buscan beneficios profanos y avivan fanatismos que terminan en dolor y muerte.

Hace años oía una crítica a los musulmanes porque durante el mes de ramadán casi se paralizaban los pueblos. Pero observamos cómo el cristianismo hace algo similar en las Navidades.

Actualmente vemos cómo los pueblos y las ciudades se llenan de luces multicolores para homenajear el comienzo del cristianismo.

La semana pasada hice un viaje por territorios santandereanos. Pude observar que la carretera hacia Bogotá se encuentra en magníficas condiciones. Pasamos por Florida y Piedecuesta, una excelente carretera y con la mirada a lo lejos para observar las grises montañas, bajamos hacia Pescadero.

Tuvimos una gran sorpresa al observar el río Chicamocha con muy escasa agua. Pasamos por Panachi, seguimos por Aratoca y Curití, y ya por la tarde tuvimos la agradable sorpresa en San Gil. Las luces navideñas nos mostraron un bellísimo lugar emblemático para Santander. Nos sorprendió un moderno hotel, ubicado en el lugar donde funcionó el aristocrático Club Campestre.

Al día siguiente seguimos hacia el Socorro, bella ciudad que espera anhelante la posesión de la nueva alcaldesa, sobrina de Luz Alba Porras, bella mujer que forma parte de la tradición comunera.

Pasamos por Oiba, rica población que acaba de inaugurar un moderno terminal de transporte.

Finalmente llegamos a Guadalupe, población de agradable clima, fértiles tierras y bellos paisajes. Se conservan allí todas las viejas tradiciones y todavía se escuchan los apellidos Franco, Ortiz, León y muchos otros que recuerdan viejos tiempos.

Nos sentimos en el corazón de Santander, porque las antiguas provincias Comunera y Guanentina siguen conservando el espíritu santandereano.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad