viernes 22 de mayo de 2009 - 10:00 AM

Los nuevos

El jueves 14 de mayo la Academia de Historia de Santander recibió como miembro correspondiente al abogado Enrique Gaviria Liévano, actual presidente de la Academia Colombiana de Historia. El Dr. Gaviria Liévano es ampliamente conocido en el país, especialmente por su dedicación al Derecho Internacional.

Su obra es texto casi obligado de las universidades colombianas y en el mundo diplomático es una verdadera autoridad. Ha representado a Colombia en varios países y en las Naciones Unidas.

Pero también ha incursionado en la historia. Realizó una interesante investigación sobre las sociedades democráticas, bandera política de los llamados draconianos, sector político del liberalismo muy destacado en el siglo XIX. Fueron los artesanos quienes se opusieron en forma enérgica al libre cambio, teoría económica traída a Colombia por el santandereano Florentino González. Este sector político social quiso organizar una república cuya clase dirigente fueran los artesanos  y colaboró con el célebre golpe de Estado dado por el General José María Melo. El aprendiz de dictador y sus amigos fueron duramente reprimidos, algunos murieron y otros fueron a dar a las cárceles de Panamá. Los artesanos nunca volvieron a tener la importancia que ostentaron en esas jornadas.

El Dr. Gaviria nos sorprendió en la vieja Casa de Bolívar con una conferencia sobre Los Nuevos, grupo de intelectuales que irrumpieron en el país con una revista editada en 1925. Entre ellos es importante recordar a Felipe Lleras, su hermano Alberto, José Mar, José Gaviria Restrepo, Gabriel Turbay, Jorge Eliecer Gaitán, quienes en esa época eran jóvenes audaces, con deseos de conquistar el mundo. Se sentían atraídos por las ideas socialistas, ya que hacía pocos años había comenzado el primer experimento realizado en Rusia por los seguidores de Carlos Marx y Federico Engels.

La mayoría eran liberales y periodistas, pero había unos de derecha como Silvio Villegas y José Camacho Carreño. En la vieja Bogotá, de cafetines, cielo plomizo y calles retorcidas, esos jóvenes asombraban a una sociedad pacata y conservadora. Felipe Lleras arremetía con dureza contra la generación del Centenario, muy vigorosa en esa época y con ganas de acercarse al poder. Habían sido los muchachos que salieron a la palestra política en las luchas callejeras contra la dictadura de Reyes y que en 1910 participaron en las actividades conmemorativas de nuestra Independencia.   La sesión de la Academia lleno de recuerdos la Casa de Bolívar y Gaviria nos actualizó en el viejo terreno de la cultura.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad