viernes 20 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

Otros males

El asesinato de líderes sociales es una vergüenza nacional. Y lo más grave, parece que obedece a grupos organizados parecidos a la antigua “mano negra”.
Escuchar este artículo

El coronavirus tiene aterrado al mundo. Atravesó los mares, cruzó las fronteras, superó las grandes montañas y tiene acorralados a los expertos en salud de los países más poderosos de la tierra. Pero al lado de esta tragedia los huracanes se enseñorean en el Atlántico.

San Andrés y Providencia son victimas de este flagelo. Hemos sabido además que Cúcuta padece inundaciones graves y más cerca de nosotros en Cimitarra las aguas amenazan pequeños poblados. Y de contera nuestro Chocó también es víctima de vientos huracanados, destrucciones, dolor y ruina.

La naturaleza nos inquieta, pero nuestro país padece de otros males que completan un panorama incierto y doloroso. Ya no son los vientos con nombre de mujer, ni las aguas que cubren los cultivos, sino los forajidos que atacan a los inermes transeúntes para quitarles celulares y dinero. En todo el mundo hay delincuentes, recuerdo en un viaje a España que en medio de la congestión de la estación del metro de la Puerta del Sol me robaron la cartera. Me convertí en un indocumentado en la “madre patria”. Afortunadamente en el consulado me colaboraron y pude continuar mi paseo madrileño. Tenemos muchas modalidades en la delincuencia, para facilitar su actuación hay familias que operan como una empresa dedicada al robo.

En nuestro país la situación se agrava. La delincuencia ha crecido y ya llega a niveles dramáticos. El asesinato de líderes sociales es una vergüenza nacional. Y lo más grave, parece que obedece a grupos organizados parecidos a la antigua “mano negra”. Estas bandas secretas actúan sigilosamente y logran causar terror. Esta situación que produce miedo, logra callar a los inconformes y marginar a quienes buscan ayudar a los desvalidos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad