viernes 17 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Partidos sin coherencia ideológica

El expresidente Cesar Gaviria ha iniciado un proceso interesante de reorganización del partido Liberal. Empezó por entrar en contacto con Cambio Radical, el nuevo partido dirigido por Germán Vargas Lleras. Es bueno decir que esta colectividad no tiene ninguna ideología diferente al liberalismo. Solamente la arrogancia de su dirigente lo llevó a formar ese partido. Y es más, Bernabé Celis quien fue senador de Cambio Radical se desempeñó en su iniciación política como capitán del congresista liberal Carlos Ardila Ballesteros. En consecuencia me parece que sería conveniente que el Dr. Gaviria siguiera por ese camino para aglutinar el viejo partido, eso sí, con ideas políticas, y que además de predicar todas las libertades se acerca a la social democracia.

A pesar de que parece anacrónico es conveniente reflexionar sobre la necesidad de fortalecer los partidos políticos y no estimular pequeñas agrupaciones caudillistas sin ideas y sin trascendencia. El Polo Democrático, por ejemplo, si es un partido de izquierda con voluntad de poder y con ideas políticas. El viejo partido conservador de Laureano Gómez y Ospina Pérez continua siendo autoritario y clerical. En cambio el Centro Democrático recogió los liberales de derecha y los sometió al caudillismo del expresidente Álvaro Uribe. Después de Uribe no creemos que tenga trascendencia. El partido de Mockus, hombre inteligente y notable profesor universitario enarbola como idea política fundamental mostrar “el trasero” a la humanidad sin ningún respeto con el recinto del Congreso.

Toda la confusión que hay en el Congreso tiene como fundamento la proliferación de los pequeños partidos y ninguna coherencia ideológica. Un caso extravagante es el de Bucaramanga, donde tres ciudadanos resolvieron lanzar la candidatura del ingeniero Rodolfo Hernández. Ganó las elecciones y hoy es el Alcalde de nuestra ciudad, pero como no tiene un partido detrás y rechaza olímpicamente las colectividades políticas, no ha podido armar un gabinete estable y coherente. Y es más, ahora que fue suspendido, quienes debían presentar la terna a la gobernación debía ser los tres que iniciaron el proceso. Pero parece que ya se dividieron, dejaron por fuera al exmagistrado Reynaldo Ramírez quien ya está protestando. Finalmente no alimentemos la destrucción de los partidos porque así comenzó Venezuela y terminó con Chávez y Maduro.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad