viernes 28 de agosto de 2020 - 12:00 AM

Pesos y contrapesos

Los cargos de control como la Procuraduría, Defensoría del Pueblo y la Contraloría los presenta entre los íntimos amigos, exfuncionarios suyos y especialmente de la Sergio Arboleda. No necesitamos ser muy estrictos para pensar que no habrá ningún control y si los hay, serán muy débiles.
Escuchar este artículo

Los sistemas políticos modernos tienen su origen, en primer lugar, en Grecia y después en la democracia liberal. Este sistema tiene como fundamento la escogencia de los gobernantes por medio del voto y la separación de poderes. Francia, Inglaterra y Estados Unidos fueron los iniciadores de ese sistema. La separación de poderes es fundamental. Ejecutivo, Legislativo y Judicial no pueden estar en manos de una sola persona, porque entonces nos encontramos con una dictadura. En esta forma de gobierno debe prevalecer el equilibrio. Es por esto, que además de la separación de poderes se habla de pesos y contrapesos.

En nuestro país ha predominado el equilibrio. En el siglo XIX hubo separación de poderes, armonía y pesos y contrapesos. Durante la regeneración de Rafael Núñez se rompió el equilibrio. Años después en la década del treinta Colombia fue un ejemplo de estabilización y democracia. Se volvió a romper con los gobiernos autoritarios de Ospina Pérez y Laureano Gómez. Luego vino la dictadura del General Gustavo Rojas Pinilla. Vino el Frente Nacional y la democracia siguió funcionando con su sistema de pesos y contrapesos.

Ahora, en medio de una extraña violencia y la pandemia, el gobierno nacional busca senderos políticos extraños al sistema de pesos y contrapesos. Los cargos de control como la Procuraduría, Defensoría del Pueblo y la Contraloría los presenta entre los íntimos amigos, exfuncionarios suyos y especialmente de la Sergio Arboleda. No necesitamos ser muy estrictos para pensar que no habrá ningún control y si los hay, serán muy débiles. El joven Presidente está recogiendo todo el poder, inclusive la autonomía de los alcaldes elegidos por voto popular. En consecuencia, el sistema de separación de poderes y los pesos y contrapesos quedara solamente para los académicos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad