viernes 17 de octubre de 2008 - 10:00 AM

Preocupaciones por Metrolínea

Ya es hora que el doctor Félix Rueda le explique con toda claridad a los santandereanos que ocurre con Metrolinea. La ciudadanía tiene conocimiento de que el 70% de la obra está financiada por el Gobierno Nacional.

Esta situación es muy importante porque nosotros los santandereanos siempre hemos estado marginados de los recursos nacionales, especialmente en lo que respecta a vías. No podemos desaprovechar esta feliz oportunidad o de lo contrario estaremos condenados a estar a la zaga en todos los aspectos de la vida comarcana. Uno de los principios del Estado moderno es la transparencia y necesitamos que se cumpla en toda su dimensión.

No se nos escapa que de todas maneras padecemos de un conservadurismo extremo que provoca el rechazo a todo lo nuevo. Recordemos cuando se construyo el célebre viaducto como surgieron seudotécnicos que criticaron en forma muy dura sus especificaciones. Casi logran convencer a la ciudadanía bumanguesa de que la importante obra era un craso error. Hoy vemos la trascendencia que tuvo esa vía y cómo los detractores técnicos y empíricos no tenían razón.

Se nos viene a la mente también cuando el Alcalde Mazuera Villegas intentó modernizar a Bogotá con la construcción de los puentes de la 26. Todavía llegan a nuestra mente las críticas mordaces de los medios de comunicación y los ataques al Alcalde en tertulias y cafetines bogotanos. Si el plan de desarrollo hubiera continuado desde esa época hoy Bogotá seria una de las ciudades mejor organizadas del mundo.

Pero con nuestro Metrolinea ocurre algo distinto. Parece que ya superamos el rechazo tradicional y ahora nos encontramos perplejos con la forma como se realizan los trabajos. No está muy claro porqué adjudicaron un tramo de la obra a una empresa que no tenía ni la capacidad financiera, ni la tradición técnica, ni la viabilidad para emprender trabajo de tal envergadura. Todo terminó en un atraso dramático que tiene a los habitantes de la zona metropolitana con la duda de si alguna vez tendremos Metrolínea.

Por otro lado, el Gobierno Nacional periódicamente amenaza con retirar el proyecto si continúan los errores jurídicos y técnicos. Los transportadores no saben exactamente cómo van a quedar a pesar de estar vinculados al proyecto. Y la ciudadanía, especialmente los comerciantes, ven con horror como pasan los días y Metrolínea se convierte en un monumento a la negligencia. No debemos olvidar lo que ocurrió con el Hospital González Valencia cuya construcción duró más de veinte años y curiosamente, se acabo de un plumazo en un solo día.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad