viernes 17 de julio de 2020 - 12:00 AM

Santurbán

Escuchar este artículo

Indudablemente la tecnología no está en su mejor momento. Hemos visto con preocupación, como por errores técnicos unos puentes emblemáticos se han convertido en peligro social. A nivel nacional la ingeniería ha fallado. Pero no podemos olvidar de todas maneras, que la técnica moderna es uno de los factores importantes del progreso de las naciones. Ocurre que con la libertad de expresión y los medios modernos de comunicación todas las personas pueden opinar, muchas veces sin tener conocimientos sobre el tema. Y surgen movimientos que persiguen mejoras a la sociedad, pero que no tienen conocimientos serios sobre el tema. Uno de los casos mundiales es la polémica sobre la región amazónica. Unos dicen que es el “pulmón del mundo”, y otros consideran que la humanidad debe utilizar la selva para su desarrollo y provecho económico.

El páramo de Santurbán es un sitio simbólico para los santandereanos. El paisaje es bellísimo pero lo que más preocupa a las gentes de nuestro departamento es el problema del agua y el oro. Unos sostienen que la explotación de este metal precioso por medios artesanales es negativo para la pureza del agua que favorece especialmente a Bucaramanga. Esos sistemas arcaicos “envenenan” el agua. Pero los vecinos de la región viven de la explotación artesanal del oro. Los técnicos sostienen que la mejor manera de explotar el oro es por métodos modernos. Esto solamente lo tienen las grandes empresas. La polémica es fuerte porque hay un sector de la población que combate la explotación del oro, cualquiera que sea el sistema. Argumentan que las poderosas empresas se llevan la riqueza sin que nada le quede a la región. Sostienen que esto sucedió en el Chocó, donde empresas extranjeras se llevaron el oro y quedó la miseria.

La polémica es dura porque los enemigos de la explotación del oro artesanal aseguran que esto lo hacen para defender grupos ilegales. Por otro lado, los técnicos especialmente los ingenieros defienden la explotación por medio de grandes empresas, cuya tecnología impide que el mercurio envenene las aguas de la región. Uno de los expertos que más defiende la explotación del oro por medio de tecnología moderna es el geólogo Jaime Galvis Vergara, calificado en una oportunidad como el mejor en esta disciplina. Él sostiene además, que no podemos privar a Bucaramanga del oro porque tradicionalmente es una ciudad de maravillosos orfebres. Esto ha decaído por la misma polémica que divide a los santandereanos. Creemos, que la solución para zanjar esta discusión consiste en que los técnicos hagan un estudio completo sobre este tema, sin intereses pequeños sino con el deseo de evitar daños al precioso líquido y utilizar el oro para la ciudad. El tirano Pisístrato en Atenas enriqueció la ciudad con la explotación del oro. Esto coadyuvó a la grandeza de Grecia.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad