viernes 18 de febrero de 2022 - 12:00 AM

Si la sal se corrompe

De todas maneras, lo más proverbial es que la corrupción recorre todos los caminos de nuestra nacionalidad. Pero lo más doloroso es que haya llegado a las Altas Cortes y prolifere en los Juzgados, Departamentos y Alcaldías.

En un artículo anterior comentábamos sobre la corrupción en América. Decíamos que no es nuevo este flagelo porque en la época colonial los atentados contra el fisco español eran proverbiales. Señalábamos como en el Virreinato de México el fraude fue destacado. Pero en nuestro país siempre se habló de la corrupción en la costa y se decía que el resto estaba libre de ese mal. Pero en los últimos años hemos visto cómo los malos manejos de los dineros del Estado aparecen por todas partes. Hay corrupción electoral, se observa en el Estado y dolorosamente también la vemos en el sector privado.

Las declaraciones de la excongresista Merlano tienen aterrado al país. En efecto, la celebre política frustrada acusa a empresarios y a políticos de jugar con los dineros del Estado. Hay una polémica muy fuerte entre el exasesor de Piedad Córdoba y la célebre política de izquierda. En este escandalo hay de todo, pero lo más emblemático es la deslealtad y la corrupción. De todas maneras, lo más proverbial es que la corrupción recorre todos los caminos de nuestra nacionalidad. Pero lo más doloroso es que haya llegado a las Altas Cortes y prolifere en los Juzgados, Departamentos y Alcaldías.

Mis alumnos de la universidad se sentirán tristes cuando recuerden mis conceptos sobre los magistrados de la Corte Suprema de Justicia cuando yo los colocaba en un pináculo, ejemplo de dignidad y sabiduría. Las sentencias contra magistrados de las Altas Cortes rebajan la majestad de la justicia. Pero ahora, que nos acercamos a las elecciones aparece en el panorama nacional el espectro de la corrupción. La elección de Congresistas y Presidente de la República abren el camino hacia los malos manejos. Cuando los atenienses acabaron con la monarquía crearon los arcontes escogidos por elección popular, en este momento empieza a desarrollarse la democracia, descrita en la oración fúnebre de Pericles, atribuida finalmente a su compañera Aspasia. En consecuencia, el sistema de gobierno que empezó en Grecia es el mejor, pero es necesario frenar la corrupción para su óptima aplicación.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad