viernes 22 de julio de 2022 - 12:00 AM

Una flor para mascar

Todavía se escuchan las canciones de Pablus Gallinazus. Poeta, narrador, cantautor, líder del nadaísmo. Nació en Piedecuesta el 11 de julio de 1.942. Sus canciones se recuerdan con emoción y nostalgia. Vienen a nuestra mente algunas melodías de Gallinazus: Una flor para mascar, La mula revolucionaria, Un niño en la calle, Mi país, El “blue jean” en la arena, Historia de Pablo, Claro el cielo azul celeste. El nadaísmo fue la más irreverente protesta literaria contra el establecimiento cultural. Surgió en los años 60 fundado por el escritor Gonzalo Arango. Se orientó contra la academia, la iglesia, la tradición y tenía un gran contenido de “protesta social”.

El nadaísmo fue la revelación colombiana de los hippies. Movimiento que apareció en Estados Unidos y Francia como expresión cultural contra la tradición y el establecimiento. Se recreó en los colegios y universidades y salió a la calle como forma de vida contestataria. La versión literaria fue creativa y tuvo muchos seguidores, especialmente recordamos a Gonzalo Arango, Jaime Jaramillo, Fanny Buitrago, Rosa Girasol, Jotamario Arbeláez, Eduardo Escobar, Amílcar Osorio, Dukardo Hinestrosa y otros intelectuales. A nivel mundial el nadaísmo es una expresión del existencialismo liderado por Jean Paul Sartre, Albert Camus, Friedrich Nietzsche y Henrry Miller.

Con motivo de los 80 años de Pablus Gallinazus, hicieron un documental dirigido por Alberto Gómez Peña. Es el camino de la vida del artista y la influencia que ejerce en las nuevas generaciones. Fue presentado en muchos festivales internacionales de cine y adornó el de Cartagena. La crítica de cine fue positiva sobre los recuerdos del célebre nadaísta santandereano. Indudablemente Pablus Gallinazus es uno de los artistas más importantes de nuestra cultura santandereana. Su figura y sus canciones ya son un emblema de nuestra tierra. Pablus, cuyo nombre de pila es Gonzalo Navas Cadena, en su apacible retiro sigue siendo creativo y ha triunfado como publicista, pero sus canciones dan la vuelta por el mundo y constituyen un gran orgullo para los santandereanos. Gallinazus no solamente es un cantautor popular si no que tiene una gran inteligencia “capaz de generar ideas, mensajes y pensamientos que han permanecido por décadas”.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad