viernes 08 de enero de 2010 - 10:00 AM

Venezuela potencia mundial

El Presidente de Venezuela, Coronel Hugo Chávez Frías, anuncia periódicamente que su país se proyecta como una gran potencia. Y toma actitudes imperialistas cuando entrega donaciones a los países que forman su entorno y fortalece el comercio con las naciones que de alguna manera dependen de él.  Estamos hablando de Nicaragua, Bolivia, Argentina y Ecuador; países que han recibido ayudas económica.  Pero el señor Chávez está equivocado al considerar que Venezuela tiene las calidades de una potencia.

La historia nos enseña otra cosa. En la antigua Grecia, Atenas ejerció una gran influencia en su época porque inventó la democracia, sus artesanías y la industria se regó por todas partes, ideó la filosofía, desarrolló el teatro y también tuvo una flota naval de grandes proyecciones. Tenía la fortaleza cultural, económica e ideológica para convertirse en una potencia. La Roma republicana y el imperio le enseñaron derecho al mundo antiguo, organizaron una administración eficaz, modernizaron el mundo con acueductos, puentes y mantuvieron el ejército más técnico de su época. Inglaterra pudo ser una gran potencia porque inventó el liberalismo, desarrolló la revolución industrial, creó el sistema parlamentario y en su tiempo fue la avanzada de la civilización. Estados Unidos ideó el sistema presidencial, fortaleció el federalismo, aplicó los Derechos del Hombre traídos de Inglaterra y emergió como una economía liberal.  Hoy, todavía es la primera potencia del mundo.

La Unión Soviética, siguiendo las doctrinas de Marx y Lenin, ideó el Sistema Soviético y aplicó el socialismo. Se convirtió indudablemente en una gran potencia. Francia y Alemania crecieron económicamente e irrigaron su cultura durante los siglos XIX y XX en aspectos tan importantes como el derecho, la filosofía y la literatura. Podemos recordar fácilmente a Honorato de Balzac, Albert Camus y Jean Paul Sartre en Francia y Hegel, Marx y Robert Alexis en Alemania.

En cambio nuestra querida Venezuela no tiene calidades de potencia ni en el aspecto económico, trata de imponer una dictadura socialista, sistema ya fracasado y culturalmente no ejerce ninguna influencia sobre la América.  Solo con el petróleo no creemos que la patria del Libertador pueda convertirse en una potencia mundial.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad