viernes 20 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

Xenofobia

En consecuencia, debemos reflexionar muy seriamente de la situación de los venezolanos en Colombia
Escuchar este artículo

Desde tiempos inmemoriales la humanidad ha estado dividida en grupos, ya sea por raza, por economía o por ubicación geográfica. Las diversas etnias europeas, luchaban entre sí por obtener su supremacía. Unas veces se fusionaban y otras permanecían separados, organizando cada cual su forma de manejar el poder. Son conocidas las luchas entre los iberos y los celtas, los vikingos y los normandos, y en general todos los grupos y etnias que dominaban el continente. Igualmente ocurría en Asia, África y en nuestra América India. Esto traía consigo fusiones y violentas separaciones, como consecuencia de esto surgía la discriminación y la consiguiente persecución. Recordemos la leyenda bíblica de Moisés, quien huye de Egipto y como líder lleva a su pueblo a la tierra prometida. Los egipcios discriminaron a los judíos.

Pero las persecuciones y la discriminación a las diferentes etnias han existido en muchas regiones. En la obra “La reina descalza” de Ildefonso Falcones, nos relata la persecución a los gitanos, desencadenada en la España Imperial. Los héroes de esta novela Melchor, anciano de costumbres juveniles; Milagros, la bella gitana bailarina y Caridad una morena cubana cuyo baile voluptuoso enloquece a los contertulios. Pero la persecución a los alegres gitanos es muy dura y Falcones recrea el dolor de esta etnia milenaria. Indudablemente nos recuerda la feroz persecución de los nazis contra los judíos. Hitler buscó argumentos para la discriminación. Sostenía el Führer que los judíos alemanes se habían aliado con los ingleses de la misma etnia en la primera guerra mundial. Esto cayó muy bien entre los alemanes porque había un terreno abonado, el cristianismo sostenía que los judíos habían matado a cristo y además habían acaparado la riqueza en la Europa medieval.

La discriminación racial es odiosa. Recordemos también que los navegantes del Mayflower habían sido discriminados en Europa. Pero los norte americanos, no entendieron la historia y años más tarde discriminaron a los italianos. Esto trajo consigo el surgimiento de la mafia con el “reinado” de Al Capone. También discriminaron a los chinos y ahora, están separando dramáticamente a los latinos. Esta política de Mr. Trump puede traer consecuencias desastrosas. En consecuencia, debemos reflexionar muy seriamente de la situación de los venezolanos en Colombia. Debemos establecer unas reglas de juego muy claras por que la xenofobia produce fundamentalismos perjudiciales para cualquier país.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad