martes 21 de octubre de 2008 - 10:00 AM

Alcaldes: cuiden el turismo

Casi todos los alcaldes quieren impulsar la industria limpia del turismo porque genera empleo y desarrollo sostenible. Pero este importante objetivo es más fácil proponerlo que alcanzarlo y mantenerlo en el tiempo, si el gobierno y sector privado no trabajan eficazmente en varios frentes pues la competencia entre regiones y municipios para atraer turistas, cada día más exigentes, es muy fuerte.

Hay unos aspectos que son indispensables para la consolidación del turismo y vale la pena repasarlos:
*Buenos servicios públicos de agua, energía, y telecomunicaciones.

*Servicio de aseo de excelente calidad; recolección, transporte y disposición final eficiente de las basuras. Nada de bolsas con basura sin recoger oportunamente; nada de escombros de construcción en aceras o en las entradas del pueblo. Calles, separadores, zonas verdes y parques, permanentemente limpias. Canastas para el depósito de pequeñas cantidades de basuras, suficientes y estratégicamente bien ubicadas.

*Control drástico al ruido. El turista viaja a descansar, a buscar tranquilidad, a huir del estrés de la ciudad, no a desvelarse por los equipos de sonido a todo volumen de las tiendas vecinas al sitio de hospedaje o de los carros discoteca estacionados en el parque por el conductor inculto. Comentarios negativos al respecto ya los he tenido de Barichara y Socorro, inclusive de personas decepcionadas que compraron casa buscando tranquilidad.

*El parque del pueblo debe estar limpio, verde y arborizado, como los de San Gil y el Socorro, que por fortuna, hasta ahora, han escapado a las 'remodelaciones' a punta de cemento, ladrillo y baldosín, destructoras de árboles y prados.
*Control a la contaminación visual.
*Un código de urbanismo que impida la destrucción del perfil colonial de las casas.
*Cultura ciudadana. Turistas bien atendidos, regresan.
*Los precios deben ser razonables.
*El ecoturismo no debe sobrepasar la capacidad de carga para no destruir los ecosistemas.
Por último una oportuna reflexión: una cosa es la actividad turística con la economía del país en auge y otra cuando se desacelera. No es lo mismo el turismo con un Producto Interno Bruto creciendo al 6% como fue el año pasado, que creciendo al 3% como el proyectado para el año entrante. Habrá menos turistas.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad