martes 19 de octubre de 2021 - 12:00 AM

Día Mundial del Árbol

Reforestar para recuperar de la degradación a los valiosos ecosistemas debe ser un propósito superior colectivo y una política de Estado
Escuchar este artículo

Con muchas noticias malas para el medioambiente como las relacionadas con el cambio climático y el calentamiento global que conducen según los expertos al colapso de la civilización de no actuarse con urgencia, es bueno destacar que el pasado 12 de octubre, Día Mundial del Árbol, se realizaron en diferentes partes del país sembratones con un balance de 7,2 millones de árboles. El objetivo del gobierno es lograr sembrar para finales del año 2022 unos 180 millones de árboles que ayuden con el tiempo a recuperar ecosistemas degradados y sirvan de sumidero de gases de efecto invernadero.

Lo interesante de este propósito liderado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, es la participación de importantes empresas de los sectores industrial, financiero, de servicios públicos y ONG, disminuyendo así la huella de carbono causada por sus actividades. Además, consolidan su reputación empresarial entre sus clientes. Y no en vano se habla del concepto de Economía Social y Ecológica de Mercado.

Reforestar para recuperar de la degradación a los valiosos ecosistemas debe ser un propósito superior colectivo y una política de Estado acorde con los compromisos internacionales como los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas y del Acuerdo de París que busca disminuir la emisión catastrófica mundial de gases de efecto invernadero. La meta del gobierno colombiano es lograr una reducción del 52% de los que se producen en el país para el año 2030. Para tal objetivo es fundamental lograr bajar la deforestación a cero en el menor tiempo posible; muy oportuna la reciente ley que la define como delito y la penaliza hasta con quince años de cárcel.

Pero también es necesario motivar, sensibilizar y educar para crear una conciencia colectiva sobre la importancia de los árboles y del inmenso daño que hacen las motosierras al acabar un bosque centenario en pocas horas. Que se aplique la fórmula de Pago por Servicios Ambientales (PSA) para los campesinos que conserven y cuiden los bosques de sus parcelas o quieran reforestarlas. Las ciudades también deben reverdecerse bajo el concepto de bosques urbanos. Y para el planeta Tierra se necesitan también sembratones de billones de árboles. No hay alternativa.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad