martes 17 de noviembre de 2009 - 10:00 AM

¿Ecocidio en el Parque Natural de Virolín?

El Parque Natural de Virolín también conocido como el Santuario de Fauna  y Flora Guanentá –Alto del Río Fonce está ubicado entre  los municipios de Charalá, Encino y Gámbita del departamento de Santander; por el sur limita con el municipio de Duitama del departamento de Boyacá.

Tiene más de 10.000 hectáreas de extensión. En sus valiosos ecosistemas están los últimos bosques andinos de roble que quedan en el país. Pertenece a la red colombiana de parques nacionales. Fue creado por el gobierno nacional en 1993 después de una intensa gestión que realicé como senador de la República, teniendo como soporte los estudios técnicos y científicos elaborados por la Fundación Natura. El parque natural es una gran reserva hídrica. En sus entrañas nacen seis ríos:  Guillermo, La Rusia, Virolín,  Guacha, Negro y Pienta.  Es muy rico en flora con extensos robledales, palmas de cera, encenillos, frailejones, orquídeas, líquenes y helechos. Su fauna la componen 255 especies de aves como la pava de monte, el colibrí virolín especie única en el mundo, loros y perdices y 70 especies de mamíferos como el oso de anteojos, venados, nutrias, tigrillos, dantas, puercoespines, perezosos, armadillos y tinajos, todas  en vía de extinción.

Noticias como la publicada en Vanguardia Liberal hace unos días informan que el parque está siendo objeto de un saqueo criminal  incluyendo la tala  intensa  de robles, hecho que ameritó la intervención de la Dirección de Fiscalías de San Gil y de la Procuraduría General de la Nación, lo que debe movilizar a actuar con efectividad a las demás autoridades como  los alcaldes, la policía, la CAS que fue creada y ubicada en San Gil entre otras cosas para facilitar la vigilancia y conservación del  parque. Cuando no son los incendios de los pirómanos, son los delincuentes depredadores los que quieren quitarles a los habitantes de esa bella región las posibilidades de un desarrollo sostenible basado en un ecoturismo  generador de empleo y bienestar.

Recordemos: árboles y bosques son vitales contra el calentamiento global porque capturan gases de efecto invernadero, son fábricas de agua, protegen la diversidad biológica, evitan la erosión, las inundaciones y nos regalan paisajes.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad