martes 27 de enero de 2009 - 10:00 AM

La democracia en USA

Quienes tuvieron la oportunidad de ver por televisión la posesión de Barack Obama como Presidente de los Estados Unidos, no pueden desconocer la fortaleza de su sistema democrático.

Fue un acto sencillo frente a más de dos millones de ciudadanos y un ejemplo de unidad nacional. No faltó ningún alto dirigente del Partido Republicano que perdió las elecciones, integrados todos al grupo de los líderes victoriosos.

Fue una demostración al mundo de que la patria está por encima de los partidos. Primaron las buenas maneras y un alto grado de cultura política en un país donde hace unas décadas una persona de raza negra tenía prohibido ingresar a muchos lugares y nadie podía imaginar que un carismático joven afro descendiente de clase media, pudiera ser elegido como máximo dirigente de la nación más poderosa del planeta.

En su discurso, el presidente Obama no usó el espejo retrovisor, como aquí se acostumbra para ahondar diferencias y despertar pasiones a pesar de que tenía material suficiente para hacerlo. Actuó como un líder con inmensos retos como sacar a su país de la grave crisis económica 'a consecuencia de la codicia y la irresponsabilidad de algunos'. Enfrentar el complejo problema ambiental del cambio climático cuando afirma que 'cada día presenta mayores evidencias de que nuestra manera de usar energía fortalece a nuestros adversarios y amenaza al planeta. Usaremos la energía del sol, los vientos y la tierra para tanquear los carros y mover las fábricas, disminuir la amenaza nuclear y aliviar el fantasma del calentamiento global'.

Contundente su llamado a la solidaridad social. 'Por mucho que un gobierno deba hacer, es en la fe y en la determinación del pueblo norteamericano en las que la nación descansa. Es la amabilidad de darle posada a un extraño cuando el dique se quiebra, el desprendimiento de trabajadores que prefieren acortar sus horas laborales al ver que un amigo puede perder su trabajo, la que nos juzgará en estas horas oscuras. Es el coraje de un bombero que se lanza al corredor lleno de humo, pero también la voluntad de un pariente de criar a un niño, las que finalmente decidirán nuestro destino'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad