martes 15 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

La imagen del pueblo

En este contexto, numerosos municipios del departamento, en particular los que tienen vías de fácil acceso, tienen variados atractivos turisticos, pero sus autoridades y dirigentes deben evaluar lo que hace falta para actuar en consecuencia.
Escuchar este artículo

Con las crecientes expectativas de lograr mayor desarrollo sostenible en las regiones y municipios con el fortalecimiento del turismo nacional e internacional en sus diferentes modalidades, es indispensable mejorar, fortalecer, o crear las condiciones necesarias, como la seguridad urbana y rural, cultura ciudadana, y desde luego, la estrategia adecuada para destacar los atractivos y fortalezas propias de cada lugar.

En este contexto, numerosos municipios del departamento, en particular los que tienen vías de fácil acceso, tienen variados atractivos turisticos, pero sus autoridades y dirigentes deben evaluar lo que hace falta para actuar en consecuencia. Ante todo, calles limpias, con un manejo adecuado de las basuras, seleccionadas para el reciclaje como ya lo están haciendo en varios sitios. Señalización en las vias para ordenar el tráfico. Cero ruido; la gente quiere silencio y tranquilidad. Tiendas y locales comerciales- la vida económica del pueblo- bien decorados y amabilidad en el servicio. Contra la contaminación visual, un reglamento para los avisos y letreros. Además, reverdecer el parque y las áreas del entorno urbano. Importante además definir una “marca municipio” por alguna característica especial.

A Oiba, mi pueblo natal, se le conoce como el Pueblito Pesebre, con su iglesia de piedra digna de admiración para católicos y agnósticos, y ahora con un hermoso parque-bosque y su imponente ceiba en el centro, que reemplazó al centenario samán lleno de historias y de cuentos. Famosas también sus artesanías de caolín o barro blanco. Más verde y menos cemento es lo que la gente quiere. Para conocer también en la provincia comunera a Suaita, Gámbita, Guadalupe, Confines, Guapotá, Palmas del Socorro y desde luego Socorro, con variados atractivos culturales, históricos y ecológicos. Muy importante: que se conserve el modelo de arquitectura colonial. En Oiba desafortunadamente no fue así con la nueva terminal de transporte. La singular Barichara es un excelente referente nacional en este aspecto.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad