martes 30 de abril de 2019 - 12:00 AM

La Tierra en crisis

Hace solamente dos siglos, la Tierra tenía mil millones de habitantes; hoy somos 7.500 millones de seres humanos

El lunes 22 de abril fue el Día de la Tierra. Desde 1970 y promovido por Gaylord Nelson, senador ambientalista del Partido Demócrata de los Estados Unidos, y con el apoyo de las Naciones Unidas, se aprobó esta fecha para que los habitantes del planeta- un “pequeño punto azul pálido” en la inmensidad del universo, como lo definió el famoso astrofísico Carl Sagan- reflexionen sobre la depredación que están causando a sus ecosistemas. Para las generaciones futuras, como vamos, será un hábitat invivible.

El panorama es desolador. Todos los días se ven, se leen y se escuchan muy malas noticias de los desastres ambientales en la “aldea global”, con millones de personas que sufren sus efectos, como lo describe el famoso científico James Lovelock, en su libro: ‘La venganza de la Tierra’.

En el contexto mundial, está la explosión demográfica imparable, demandando recursos naturales meguantes, consumiendo más petróleo y carbón, causa fundamental del cambio climático y del calentamiento global.

Súmese la acelerada extinción de innumerables especies, el derretimiento de los hielos, la contaminación de los mares, la deforestación- en Colombia es un desastre ecológico vergonzoso e imparable- la desertificación, etc.

Hace solamente dos siglos, la Tierra tenía mil millones de habitantes; hoy somos 7.500 millones de seres humanos, y que como lo describe Yuval Harari en su último libro, esto hará que miles de millones de desempleados conformen lo que llama “la clase inútil”, que será motivo de graves convulsiones políticas y sociales.

Y mientras tanto, los negacionistas como Donald Trump, apoyados por “traficantes de la duda”, le darán la razón al dramaturgo Berthold Brecht, cuando escribió: “Y aserraron las ramas en las que se sentaban mientras se intercambiaban experiencias y consejos sobre cómo serrar con mayor eficacia. Y cayeron aparatosamente al fondo. Y los que les observaban menearon la cabeza y continuaron aserrando enérgicamente”.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad