martes 29 de septiembre de 2009 - 10:00 AM

Pensar global, actuar local

'Tantas grandes ciudades saqueadas y arrasadas; tantas naciones destruidas y asoladas; tantos millones de personas inocentes, de cualquier sexo, estado y edad, degollados y asesinados; y las partes más ricas, más hermosas y mejores del mundo vueltas al revés, arruinadas y desfiguradas por el tráfico de perlas y pimienta'. Montaigne.

Los desarrollistas piensan que el crecimiento económico hay que conseguirlo a cualquier  precio. Creen que eso del Desarrollo Sostenible, del equilibrio entre lo económico, social y ambiental que debe haber en toda actividad, es un chiste de los enemigos del progreso. Por aplicar estas teorías, el Planeta camina hacia el colapso por el cambio climático y el calentamiento global y su suerte depende en gran medida de lo que se acuerde en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático en Copenhague en diciembre próximo; es una de las reuniones más importantes en la historia de la humanidad, en donde con nuevos y novedosos acuerdos se busca acelerar la 'des carbonización del mundo', esto es disminuir drásticamente en las próximas décadas la producción de gases de efecto invernadero, con el uso más eficiente de la energía, la producción de energías limpias y el nacimiento de una nueva economía, más verde, más eficaz, menos despilfarradora y destructora de recursos naturales.

Pensar global y actuar local será el mandamiento ético y moral para todas las actividades o una obligación como consecuencia de las drásticas regulaciones ambientales que vienen para todos los campos de la actividad humana.

Por no pensar global fue que la visión miope de los planificadores oficiales en la extinta Unión Soviética prácticamente secaron el mar Aral, porque el agua de los ríos que lo alimentaban fue desviada para un catastrófico y fracasado plan de riego para cultivar algodón en el desierto.

Por no pensar global, voceros del 'desarrollo a cualquier precio' están protestando porque en lugar de construirse un puerto en Bahía Málaga en el Pacifico, se destine para un parque natural ese invaluable ecosistema para el ecoturismo de clase mundial y se salven los centenares de ballenas que vienen todos los años a procrearse en espectáculo único e irrepetible en otras partes del mundo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad