martes 07 de enero de 2020 - 12:00 AM

¿Prohibida la pólvora?

Ojos perdidos, rostros y manos lacerados, dedos cercenados, serán la marca de por vida de muchos, producto de la irresponsabilidad de sus mayores, y de la falta de respeto hacia la ley, las autoridades y la comunidad.
Escuchar este artículo

Libertad y Orden, son las palabras emblemáticas del Escudo de Colombia. Pero desafortunadamente, para muchos significan libertinaje y desorden, y se refleja en numerosas conductas y actuaciones indebidas, en contra de lo que mandan las normas, reglamentos, estatutos o leyes. Aquí, como se dice, hecha la ley, hecha la trampa, ante la mirada impotente de la ciudadanía que sabe que se tienen derechos, pero también, deberes para cumplir.

En este contexto, está por ejemplo la prohibición del uso y quema de pólvora
-salvo casos especiales, debidamente organizados y autorizados- que está explícita en el Código de Policía, una ley de la República. En materia de elementos pirotécnicos y sustancias peligrosas, su Artículo 30 define como actividades que no deben realizarse: “Fabricar, tener, portar, almacenar, distribuir, transportar, comercializar, manipular o usar artículos pirotécnicos, fuegos artificiales, pólvora o globos sin el cumplimiento de los requisitos establecidos en la normatividad vigente”.

Aún así, las estadísticas conocidas hasta ahora, sobre adultos -muchos bajo efectos del alcohol- y niños quemados en estas festividades de fin de año, son decepcionantes. Pueden llegar a más de mil personas en el país. Ojos perdidos, rostros y manos lacerados, dedos cercenados, serán la marca de por vida de muchos, producto de la irresponsabilidad de sus mayores, y de la falta de respeto hacia la ley, las autoridades y la comunidad. Ni qué decir del sufrimiento causado a la fauna urbana y rural y a centenares de miles de mascotas, más el riesgo a más incendios forestales desastrosos.

Que se conozca pronto el dato definitivo de lesionados por el uso indebido de la pólvora, y en particular, el informe nacional de la Policía sobre su gestión en incautaciones, decomiso de pólvora, de multas y sanciones. Estos códigos no pueden seguir siendo letra muerta. Sin cultura ciudadana, seguiremos siendo un país en desarrollo.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad