martes 28 de julio de 2009 - 10:00 AM

Renovación urbana

El crecimiento poblacional y el acelerado desplazamiento de la gente del sector rural a los municipios en las grandes ciudades especialmente, acabó la tierra urbanizable a costos razonables; sólo quedan en el entorno las que son aptas para la agricultura o para la protección ambiental. En pocos años, el 80% de la población vivirá en las ciudades. En los países desarrollados únicamente el 3% de la gente habita en los campos porque el sector agropecuario está totalmente tecnificado y mecanizado.

Por eso la importancia de la visión estratégica y programática gubernamental para el desarrollo de ciudades amables y sostenibles -en lo económico, social y ambiental- con 'un patrón de crecimiento urbano planificado y de uso eficiente del suelo, que permita optimizar la localización de sus habitantes en función de sus diferentes actividades, generadoras de crecimiento económico, amables con los ciudadanos, fuertes en lo institucional e integradas territorialmente'.

En el caso de Bucaramanga, es indiscutible que la tierra urbanizable de la meseta se acabó y no hay estrategia diferente, a menos que se quiera acabar con el poco entorno verde existente, que desarrollar un intenso proceso de renovación urbana en diferentes zonas de la ciudad aptas para tal fin, donde ya está construida la infraestructura de servicios públicos domiciliarios y vial y la gente pueda habitar cerca a los centros de educación, salud, recreación y trabajo.

En este propósito es indispensable una acción coordinada del sector público y privado. El primero, determinando las áreas y estableciendo las normas, planificación y el control. El segundo, con acceso a estímulos fiscales y fuentes de crédito especiales.

Además, los compradores de vivienda también deben tener estímulos especiales. Sale más económico exonerar del pago de impuesto predial por varios años a quien compre una vivienda en una zona de renovación urbana, que desarrollar una urbanización nueva en la periferia de la ciudad, a la cual hay que dotar de vías, alcantarillado, agua, energía, gas y telecomunicaciones . No existe mejor alternativa que la renovación urbana debidamente planificada, con suficiente espacio público y áreas verdes, más densificada y de crecimiento vertical e integrando a su desarrollo el concepto moderno de construcción sostenible. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad