domingo 30 de agosto de 2020 - 8:50 AM

El verdadero responsable

Escuchar este artículo

Con el levantamiento de la cuarentena, vigente desde marzo del presente año como medida del Gobierno Nacional para mitigar el impacto del COVID-19 en el país, se han generado toda clase de reacciones por parte de la sociedad civil. Con un enorme sacrificio del empresariado y de la ciudadanía, hemos tenido más de cinco meses para prepararnos para atender esta emergencia. Los médicos han tenido tiempo para estudiar y entender el virus, y así poder tratar a los pacientes más vulnerables. Los laboratorios han ampliado su capacidad instalada para poder atender un volumen sin precedentes. La gobernación y las alcaldías municipales han reformado sus planes de desarrollo, replanteado sus presupuestos y desarrollado programas para fortalecer el sistema de salud pública y atender a la población más afectada por las medidas de confinamiento. Las organizaciones públicas y privadas han diseñado múltiples campañas para recaudar fondos para atender la emergencia, y para generar consciencia sobre las medidas requeridas para salvaguardar la vida y proteger la salud de todas las personas.

Desafortunadamente, esto no ha sido suficiente. ¿Por qué? Porque el verdadero responsable no ha querido responder.

El verdadero responsable culpa al Presidente Duque por haber decretado la cuarentena, culpa al gobernador cuando abre y también cuando cierra, culpa a los alcaldes si hay pico y cédula, pero critica cuando las calles están llenas. El verdadero responsable necesita un policía siguiendo a cada ciudadano; necesita entender cómo funcionan los controles, para ver cómo los evade. El verdadero responsable está convencido de que lo tienen encerrado y se siente ofendido cuando, sin ser su día de pico y cédula, le impiden ingresar al centro comercial. El verdadero responsable piensa que no le va a pasar nada si va a una fiesta, porque él no se contagia, y “como todos igual nos estamos cuidando” entonces no pasa nada si en las reuniones sociales no hay protocolos; eso solo aplica en el trabajo o en lugares públicos.

Es su responsabilidad buscar al verdadero responsable y contarle que el fin de la cuarentena no significa el fin de la pandemia y que debe cuidarse a sí mismo, y cuidar a los demás.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad