sábado 28 de marzo de 2020 - 12:00 AM

Comienzan los grandes cambios

Quienes deseen acogerse al plan cósmico recuerden que: “donde fijen el pensamiento eso crece”, por eso la urgencia ahora es desterrar todos los pensamientos y emociones de miedo.
Escuchar este artículo

Hasta ahora hemos vivido en un sueño creado por el 1% de los humanos, cuyo único interés ha sido acumular dinero y poder. Pero ese sueño distorsionado ha terminado, su imperio se desmorona. Si seguimos como vamos, nos veremos confrontados con la destrucción del planeta, eso solo podría evitarse si hay un cambio en la consciencia del hombre. A la Tierra, evolutivamente, le corresponde ahora un cambio dimensional que significará un nuevo amanecer para la vida que sostiene y un despertar de facultades extraordinarias para la raza de los hombres.

Ya estamos en tránsito de la tercera a la quinta dimensión. Una dimensión es un rango de frecuencias de energía a las que adaptamos nuestra genética, percepción y consciencia. En la tercera dimensión la frecuencia dominante es de 7.8 hercios y quinta dimensión va desde los 40 a los 100 hercios. Hemos estado recibiendo pulsos de energía gama procedentes del centro galáctico, que primero llegan al sol y en 8 minutos bañan la Tierra. Pronto, cuando el planeta alcance su estabilización en los 40 hercios, ocurrirá la gran transformación. Igual que el agua que, con los cambios de temperatura, cambia su estado de sólido a líquido y a gaseoso, nosotros, que somos energía coagulada, sin perder el cuerpo físico, nos transformaremos en seres altamente evolucionados, como nuestra respuesta biológica, mental y espiritual a la elevación de la frecuencia vibratoria del planeta.

La tierra asciende a quinta dimensión, pero las élites corruptas desean frenar su progreso con la herramienta del “coronavirus” que reparte oleadas de miedo. El miedo es lo opuesto al amor y precisamente un corazón lleno de amor es la contraseña que necesita cada individuo para poder participar en este proceso extraordinario de elevación. Quienes deseen acogerse al plan cósmico recuerden que: “donde fijen el pensamiento eso crece”, por eso la urgencia ahora es desterrar todos los pensamientos y emociones de miedo. Trabajen interiormente en generar confianza, paz y gratitud. Recuerden que estamos en manos de Dios y ahí estaremos bien.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad