sábado 03 de septiembre de 2022 - 12:00 AM

El amanecer del sexto sol

Según las tradiciones Mayas y Hopi: “la Tierra ha vivido ya cinco eras, que ellos conocen como “los cinco soles” pues cuatro de ellas finalizaron con un descomunal destello solar que los antiguos denominaron el fuego Samvarta. Así se destruyeron esas civilizaciones porque su grado de maldad y corrupción era inaceptable. De tres de ellas nada sabemos, pero existen escritos antiguos que relatan el final del cuarto ciclo: Cuando el sol trasmitió ese destello colosal de luz gama procedente del centro galáctico, la Tierra se encontraba en plena era glacial. Fue inmediato el derretimiento de todo el hielo causando el diluvio universal y el hundimiento de la Atlántida.

No hubo final apocalíptico para nuestra era del quinto sol porque pudimos completar el número de justos necesario para que, en vez de destrucción, mereciéramos ascensión a un nivel superior. El centro galáctico si enviará su explosión de fuego Samvarta, pero, gracias a la ayuda cósmica que hemos recibido, tanto el planeta como la vida que sostiene están preparados para recibirlo. Desde 1987 comenzamos a recibir pulsos solares, que fueron incrementando su potencia hasta dejar atrás los 7.8 hercios, propios de tercera dimensión e instalarnos en los 40 hercios de quinta dimensión. Los 12 destellos solares finales que recibimos, en tres meses subieron la temperatura de la Tierra en un 12% y elevaron nuestra vibración al umbral necesario para el cambio. Lo que sigue es el amanecer del sexto sol.

El guía espiritual, Michael Love, explica: “El evento final está ya próximo, recibiremos una super-onda magnética de luz gama procedente del centro galáctico, que será vista por algunos como una luz blanca cegadora. Esa altísima frecuencia reescribirá nuestro ADN para que pueda funcionar en una dimensión superior. Experimentaremos también un prodigioso despertar de consciencia y la transformación biológica que devolverá la raza humana a su estado original de perfección con el que fue creada. En la Nueva Tierra viviremos esa “Edad de Oro” prometida, allí habrá: paz, libertad y prosperidad para todos los seres vivos”.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad