sábado 29 de agosto de 2020 - 12:00 AM

El Evento

Nuestros cuerpos, en contacto con esa potentísima energía, en un parpadeo perderán densidad y su frecuencia subirá. Ascenderemos, junto con Tierra, a la prodigiosa realidad de quinta dimensión.
Escuchar este artículo

Para hacer conocido lo desconocido hoy aclararemos todo sobre el “Evento”. Lo explicará la primera autoridad sobre el tema, el Doctor Paul LaViolette, PHD en astrofísica. Su tesis de doctorado, presentada en 1979, estuvo basada en sus investigaciones sobre el centro galáctico y ha continuado con esas observaciones desde el Instituto Starburst Foundation, del cuál es fundador y director. Ya sus descubrimientos sobre la “Evolución de las Galaxias” han sido confirmados por la nave espacial Ulises, y verificados por el telescopio espacial Hubble.

Dice el Doctor LaViolette: “en todas las galaxias la “Estrella Madre” (agujero negro) crea materia y energía, cuando ese período de gestación termina expulsa ondas energéticas, en erupciones monumentales, que contienen lo necesario para construir y alimentar sus largos brazos espirales. Todo ciclo nuevo local se inicia así, con un Big Bang galáctico”. El Doctor LaViolette ha observado, en otras galaxias, esas explosiones colosales que dan nacimiento a coloridas nubes energéticas que formarán cúmulos de estrellas.

Continúa el doctor LaViolette: “la primera super-onda, que hemos investigado, impactó la Tierra hace 26.000 años, la siguiente llegó hace 12.000 años, y se ha confirmado que otra onda de creación viene en camino. Salió del centro galáctico hace 23.000 años y es invisible porque viaja a la velocidad de la luz. Pero arrastra: vapor de agua de cometas que ha vaporizado y polvo cósmico. Estos la delatan. Cuando llegue lo sabremos, porque una capa de escombros oscurecerá el sol y teñirá de rojo la luna”.

El astrofísico Jake Simpson (de operaciones negras) reveló que, “en el 2008 se lanzó una nave superluminal para medir el tiempo de llegada de la super-onda. El resultado indicó que llegaría entre el 2017 y el 2020” y su posible impacto sería el 21 de diciembre del 2020. Nuestros cuerpos, en contacto con esa potentísima energía, en un parpadeo perderán densidad y su frecuencia subirá. Ascenderemos, junto con Tierra, a la prodigiosa realidad de quinta dimensión. ¡Así es el ciclo de evolución y expansión del universo del cuál hacemos parte! Ver: etheric.com/paul-laviolette-bio

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad