sábado 03 de julio de 2021 - 12:00 AM

La medicina ayurvédica

Esta ciencia de la salud procede de los textos sagrados de los antiguos vedas... Allí se clasifica a cada individuo según el grado de equilibrio que mantenga entre los elementos, o doshas: tierra-agua, fuego y aire.
Escuchar este artículo

El Yoga y la meditación son tradiciones de la India, que occidente ha adoptado para calmar el estrés y cumplir con el precepto milenario del “Conócete a ti Mismo”. Otro legado de la India es la medicina preventiva ayurvédica (ahora incluida en nuestra medicina alternativa) que busca generar armonía para unificar cuerpo, mente y espíritu. Esta ciencia de la salud procede de los textos sagrados de los antiguos vedas: el Rigveda, el Samaveda, el Yayurveda y el Atharvaveda que datan del primer milenio A.C. Allí se clasifica a cada individuo según el grado de equilibrio que mantenga entre los elementos, o doshas: tierra-agua, fuego y aire. Dependiendo de qué tan armónica es esa relación, su cuerpo manifestará salud, o distintos grados de enfermedad.

Un ser humano pertenece al biotipo Kapha, cuando en él predomina el dosha tierra-agua. Su cuerpo se caracteriza por: huesos anchos, mayor fuerza física, tendencia a engordar, cabello grueso de color oscuro y piel grasosa. Su carácter es normalmente pacífico y calmado, sus movimientos lentos y pausados y su sueño particularmente profundo. Su mayor ventaja es una gran capacidad de concentración.

El segundo biotipo humano se llama Pitta y corresponde al dosha fuego como dominante. Ellos presentan una estructura ósea mediana, tienen facilidad tanto para engordar, como para adelgazar, piel sensible y de color rojizo, cabello fino con tendencia a rubio o rojizo. Padecen de un metabolismo acelerado que fácilmente les lleva a reacciones de enojo, causado por su exceso de fuego. Su debilidad: problemas gastrointestinales, nerviosismo y tensión.

Al tercer biotipo, Vata, pertenecen aquellos en quienes predomina el dosha aire. Ellos son, por naturaleza, de complexión delgada, bajan de peso fácilmente, tienen estructura ósea pequeña, pelo fino y seco y usualmente de color claro, piel seca, venas prominentes y sueño bastante ligero. Son de carácter nervioso y movimientos muy rápidos, pero el exceso de aire los hace volátiles y mentalmente dispersos. Sufren de ansiedad y trastornos nerviosos.

En mi siguiente artículo continuaré con la forma de armonizar esos doshas, para obtener perfecta salud.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad