sábado 17 de julio de 2021 - 12:00 AM

La medicina ayurvédica II

Entonces la armonía puede preservarse por medio de la alimentación adecuada, para lograrlo es necesario saber qué alimentos reducen un dosha, y cuáles lo agravan.
Escuchar este artículo

La medicina ayurvédica clasifica tres biotipos, según estén distribuidos los doshas (elementos) en un hombre: tierra-agua: Kapha, fuego: Pitta y aire: Vata. Puede haber uno, o a veces dos elementos predominantes y uno en carencia, así no existe equilibrio para una perfecta salud. Entonces la armonía puede preservarse por medio de la alimentación adecuada, para lograrlo es necesario saber qué alimentos reducen un dosha, y cuáles lo agravan.

Kapha es un dosha pesado y frío que se equilibra con alimentos ligeros y calientes y comiendo las cantidades adecuadas, no más de dos puñados por comida. Se recomienda: preferir ensaladas y verduras ligeramente cocinadas, favorecer los cereales livianos y secos, como: centeno, arroz blanco y polenta, también las frutas maduras y dulces. Los alimentos fritos o grasosos generan congestión en kapha y deben ser excluidos. Traten de evitar también: carnes rojas, azúcar, tomate, pepinos y calabazas, soya y sus derivados. Los lácteos, que se consuman, deben ser descremados.

Pitta (elemento fuego) es un dosha caliente y se calma con alimentos fríos. Debe evitarse saltarse comidas o comer en exceso. Agravan pitta los alimentos que calientan el cuerpo: fritos, alimentos pesados, ácidos, fermentados o picantes. También se debe evitar: las lentejas, carnes rojas, pescado y mariscos y los alimentos rojos como: ají, pimentones y tomates. Favorezca las frutas dulces y maduras, la cebada, el trigo o el arroz y algunos lácteos como el queso cottage. Puede usar pequeñas cantidades de aceite de oliva, de coco o girasol. Le favorecen los tés astringentes: de menta, hierbabuena o albahaca.

Para Vata es importante un horario regular para las comidas, este elemento se agrava si las comidas se aplazan o se omiten. Vata, un dosha frío y seco, se calma con alimentos calientes y pesados: estofados, sopas, etc. Evitar alimentos fríos, crudos y verdes. Favorecer los que aportan grasas como: el aguacate, el plátano, el coco y los mangos. Todos los frutos secos, como almendras son aceptables, también las especies picantes como: pimienta o jengibre. Favorecer la ingesta de té caliente.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad