sábado 03 de agosto de 2019 - 12:00 AM

Marihuana para el dolor

Se nos ha abierto una oportunidad de oro que, si la aprovechamos, seguramente será la tabla de salvación para salir de la dramática situación económica en que se encuentra nuestro país

La marihuana medicinal es una especie derivada de la Cannabis, a la que han conseguido anularle sus propiedades alucinógenas. Esta planta está ganando credibilidad rápidamente como tratamiento para el dolor y varios estudios han comprobado ya su eficacia. Los científicos ven en ella una alternativa para reemplazar las drogas farmacéuticas que generan lamentables efectos secundarios. Ellos opinan: “hay necesidad de desarrollar alternativas para aliviar el dolor agudo y crónico y la marihuana medicinal sería ese analgésico natural, que reemplazaría a las drogas opiáceas, causantes de millones de adictos y del deceso de miles de enfermos crónicos”.

Los doctores Tarq Akhtar y Steven Rothstein (del departamento de Biología Molecular y Celular de la Universidad de Guelph, en Canadá) investigaron a fondo la planta y encontraron que: “las moléculas de la marihuana medicinal son muy poderosas, producen dos importantes moléculas: la cannflavina A y la cannflavina B, que se conocen como flavonoides. Nosotros hemos probado que estas moléculas son 30 veces más potentes que la misma aspirina”.

Es ampliamente conocido que la mejor calidad de marihuana la produce Colombia, por ello el mercado internacional nos ha asignado una cuota muy alta para el cultivo y exportación de esta planta y sus derivados. Ante esta noticia, el gobierno colombiano ha reaccionado en forma muy favorable: con el decreto número 631 del 9 de abril del 2018 se aprobó y reglamentó el cultivo de la marihuana medicinal. El decreto está firmado por los ministros de: Justicia y Derecho, de Agricultura y Desarrollo Rural y de Salud y Protección Social. Para los interesados: las semillas de marihuana medicinal ya están en Colombia y quienes deseen sembrarlas deben comenzar por adelantar su registro ante el ICA y, desde luego, comprometerse a cumplir la estricta reglamentación oficial que conlleva su cultivo.

Estamos de plácemes señores, se nos ha abierto una oportunidad de oro que, si la aprovechamos, seguramente será la tabla de salvación para salir de la dramática situación económica en que se encuentra nuestro país.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad