sábado 05 de diciembre de 2020 - 12:00 AM

Más allá de Trump y de Biden

Los humanos hemos completado exitosamente un ciclo de aprendizaje y como raza nos corresponde un avance evolutivo.
Escuchar este artículo

No se trata ni de Trump, ni de Biden, lo que definitivamente está en juego en estas elecciones norteamericanas es el destino del mundo. Está a punto de desplomarse el imperio del “Gobierno Secreto”, que lo conforma la élite del 1% que posee el 90% del dinero del mundo. Ellos desean imponer su “Nuevo Orden Mundial”, un modelo totalitario copiado del Chino, naturalmente con ellos a la cabeza del poder y nosotros debajo como esclavos. Nos ofrecen: manipulación y control total de nuestras vidas, vacunas obligatorias con chip para convertirnos en zombis obedientes, represión y censura, satanismo y pederastia, además continuarán con su programa de disminución de la población aplicando sus conocidas estrategias. Los de esa organización, también llamada la “Cábala Oscura”, no muestran la cara, siempre operan a través de títeres obedientes, como el envejecido candidato Biden, a quien han involucrado en el más escandaloso y monumental fraude en las elecciones de ese país.

Los humanos hemos completado exitosamente un ciclo de aprendizaje y como raza nos corresponde un avance evolutivo. El Creador nos concedió el implante de una mente Crística, que nos va a dar la posibilidad de crear un mundo nuevo de amor, cooperación y hermandad. Pero antes de poder disfrutarlo tenemos que cerrar el ciclo anterior borrando todo vestigio de su corrupta existencia. Para hacer esa limpieza, los grupos opuestos al “Nuevo Orden Mundial” escogieron a Trump, un inteligente estratega, inflexible para cumplir lo pactado y con el necesario valor para enfrentar los premeditados ataques de la “Cábala Oscura”. En su primer mandato él preparó el terreno para poder actuar y ahora su función es cerrar el ciclo asegurándose de que en adelante triunfen la libertad y la justicia. También está encargado Trump de revelar las increíbles tecnologías que habían sido suprimidas por el “Gobierno Secreto”: energía libre para todos, la cura de algunas enfermedades terminales, tecnología para revertir la edad e información veraz sobre la existencia de razas extraterrestres benévolas con quienes, en algunos casos, compartimos nuestra genética.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad