sábado 05 de junio de 2021 - 12:00 AM

Una visión del futuro

Se ha alcanzado el porcentaje de seres humanos, que era requerido para que la Tierra pudiera ascender. Con su trabajo espiritual ellos elevaron su frecuencia vibratoria al nivel Amor-Sabiduría
Escuchar este artículo

Según la sabiduría antigua de los Vedas, y los Mayas, ya nos asomamos al amanecer de la llamada civilización del “sexto sol” o “ La Gran Edad de Oro”. Son bien conocidos los funestos resultados obtenidos en eras anteriores, cuando el hombre se dejó guiar por el orgullo y la ambición desmedida: cuatro de estas civilizaciones desaparecieron y la quinta está en proceso de demolición. Sin embargo hay que agradecer todas las experiencias dolorosas vividas, porque nos han empujado a buscar un cambio. ¡Y exactamente eso es lo que el Creador nos ha concedido! ¿Será inteligente entonces que, con “La Edad de Oro” ya en el horizonte, haya quienes pretendan remendar un sistema político que se derribará sin que nadie lo empuje? ¿por qué ese afán de retomar fracasos del pasado para construir el futuro?

Lo indicado en este tiempo es dedicarnos a crear “La Edad de Oro”, donde prevalecerán: la unidad, el amor y la cooperación. Para ello necesitamos: 1) una visión clara de lo que se desea 2) un elevado propósito que vaya más allá de la propia conveniencia y 3) integrar lo anterior con la fuerza de las emociones. Todos podemos hacerlo porque somos seres creadores, aunque se nos haya ocultado esta verdad, para mantenernos sometidos. Es muy simple: hay que empalagarse juntando pensamiento y emoción y disfrutar de lo imaginado antes de que se materialice, sin olvidar manifestar agradecimiento.

Se ha alcanzado el porcentaje de seres humanos, que era requerido para que la Tierra pudiera ascender. Con su trabajo espiritual ellos elevaron su frecuencia vibratoria al nivel Amor-Sabiduría, incrementaron la luz del inconsciente colectivo y subieron la vibración del planeta. Por eso estamos recibiendo oleadas de energía de frecuencias altísimas, que en el hombre despiertan el inmenso potencial oculto en el apodado ADN “basura”. Créanlo o no, la civilización del sexto sol será nuestro próximo destino. Allí seremos humanos galácticos, con una consciencia de totalidad que nos hermana con civilizaciones avanzadas de la galaxia, de las cuales tenemos tanto que aprender.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad