miércoles 05 de febrero de 2020 - 12:00 AM

Alcalde: ¡no se haga el pingo!

un alcalde serio y responsable ejerce su autoridad desde el primer día de gobierno adoptando medidas ejecutivas y policivas en beneficio de todos.
Escuchar este artículo

Si bien es cierto Juan Carlos Cárdenas lleva muy poco tiempo gobernando a Bucaramanga, lo cual no permite exigirle aún resultados de gestión, existen unos temas de la agenda pública de la ciudad que no dan espera y que no dependen tanto de la aprobación del plan de desarrollo sino en gran medida de la voluntad política y el ejercicio de la autoridad ejecutiva y policiva del alcalde.

Me refiero a temas como la recuperación del espacio público, la convivencia ciudadana, el transporte informal y el tratamiento de los migrantes venezolanos, todos ellos problemas frente a los cuales la última administración de la “Barcelona Suramericana” se hizo la “pinga” durante el último cuatrienio.

Poner en orden la casa es un tema que la mayoría de las veces hace perder votos, quizá por esa razón el populismo prefiere “hacerse el pingo” con esos problemas sacrificando la calidad de vida de la mayoría de los habitantes de la ciudad a cambio de la fidelización electoral de algunos favorecidos con el caos y el desorden.

En eso tiene mucho que ver la seriedad y la responsabilidad política en el ejercicio de la autoridad policiva del alcalde. Un alcalde irresponsable que solo busca votos para futuras aspiraciones no se preocupa por el orden de una ciudad que él no padece y que solo conoce de la carrera treinta y tres para arriba (es un decir, hubo alcaldes así), un alcalde serio y responsable ejerce su autoridad desde el primer día de gobierno adoptando medidas ejecutivas y policivas en beneficio de todos.

No me malinterpreten. No me refiero a dar bolillo. Hablo de adoptar medidas inmediatas correctivas del caos y el desorden urbano acompañadas o reforzadas posteriormente desde el plan de desarrollo con programas de atención o solución de dichos problemas.

La ciudad necesita orden y hasta ahora no se ha visto en el nuevo alcalde ninguna decisión o propuesta tendiente a conseguirlo, lo cual preocupa frente a la ausencia de autoridad y gobierno que la ciudad padeció durante cuatro años.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad