miércoles 12 de diciembre de 2018 - 12:01 AM

Dos caramelos con cianuro

Hacen tránsito en el Congreso con “mensaje de urgencia” del gobierno Duque, es decir, con orden de ser aprobados a “pupitrazo limpio”, dos proyectos de ley que en mi opinión están deliberadamente encaminados a un solo objetivo: dotar al Gobierno y a los políticos con herramientas de chantaje y control sobre los medios de comunicación.

No es casual. El periodismo y en general los medios de comunicación son en la actualidad el único instrumento que tiene la ciudadanía para controlar la corrupción y los abusos del poder político. La “división tripartita del poder” de Montesquieu en Colombia pasó de ser un sistema de “frenos y contra frenos” a uno de “chantajes y contra chantajes” entre la clase política que para nada atiende al interés ciudadano.

Me refiero a los proyectos de ley para la modernización del sector TIC presentada por el gobierno y la ley “del periodista”, promovida por el exsenador Mauricio Aguilar y la representante María Eugenia Triana.

Ambas iniciativas prometen atractivas como supuestas bondades y beneficios. La primera dice querer ampliar la conectividad digital a todos los colombianos mientras ofrece concesiones a 30 años a trasnacionales de la información y la segunda pretende “dignificar” la profesión del periodista creando la exigencia de la tarjeta profesional para el ejercicio del periodismo (en contravía de la jurisprudencia constitucional, como si un carnet garantizara la ética) y el consejo profesional del comunicador social, un órgano de vigilancia, control y sanción en el que tendrían asiento políticos, para decir que es el “ejercicio responsable” del periodismo. Investigar, juzgar y condenar opiniones y periodistas.

Lo que hay detrás de esos “caramelos” es un atentado directo contra la libertad de expresión, de información y de pensamiento, bases de la democracia misma.

Siempre que los políticos quieren reglamentar el ejercicio de algún derecho o actividad, no es para garantizarlo, sino para restringirlo, concentrar más poder o montar algún negocio para ellos.

Que los políticos se sigan chantajeando entre sí y que sean los periodistas los que juzguen a sus pares sin ninguna injerencia del estado.

Zapatero a tus zapatos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad