miércoles 15 de enero de 2020 - 12:00 AM

La “meritocracia” californiana

algunos concejales y diputados siguen encontrándole el “hueco a la ley” para hacer negocio con esa elección y elegir al mejor postor tanto en dinero como en puestos y contratos
Escuchar este artículo

Las personerías y las contralorías son las entidades burocráticas más apetecidas por los politiqueros después de las alcaldías y gobernaciones.

A pesar de que la ley ordenó implementar la meritocracia para la elección de personeros y contralores, algunos concejales y diputados siguen encontrándole el “hueco a la ley” para hacer negocio con esa elección y elegir al mejor postor tanto en dinero como en puestos y contratos.

Para ello suelen valerse de manipular la entrevista que por ley deben realizar a los candidatos, la que aprovechan para favorecer a sus preferidos no solo calificando a estos con la máxima puntuación posible, sino además para asegurar el fraude, descalificando con la mínima puntuación a sus rivales directos.

El caso de California (Santander) es una perfecta muestra de lo que les escribo. Allí la coalición mayoritaria del concejo conformado por siete concejales, pretendía elegir al aspirante que se encontraba en el cuarto lugar del concurso, luego de la prueba de conocimiento con una diferencia entre 7,8 y 8,3 frente al primero y segundo respectivamente.

Todo parece indicar que se realizaron dos elecciones. En la primera fueron descartados algunos participantes y al ver que no les “cuadraban las cuentas” para elegir a su favorito (el generoso y dadivoso cuarto lugar) suspendieron la diligencia de calificación de entrevista sin informarle a ninguno de los demás participantes

Como era de esperarse, luego de reanudada la diligencia los resultados fueron totalmente diferentes a la primera deliberación.

Elevadas las reclamaciones por los demás participantes, estas solo vinieron a ser resueltas con posterioridad a la resolución de lista de elegibles, lo cual además de evidenciar un absoluto desconocimiento de la ley, comporta una flagrante violación al debido proceso de los demás participantes.

Todo parece indicar que muchos concejales no aprendieron la lección dada por la Procuraduría y la Fiscalía hace unos años atrás, con ocasión de la elección realizada de manera similar en el vecino municipio de Floridablanca. Hacemos un llamado para que investiguen esta grave denuncia.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad