miércoles 18 de agosto de 2021 - 12:00 AM

Los toches y el morrocoy

Si bien el problema es heredado de administraciones anteriores, su falta de planeación es inexcusable pues su solución debió tenerse como prioridad
Escuchar este artículo

No existe justificación alguna para que siendo el tema de las basuras una problemática común y prioritaria de los municipios del área metropolitana, ninguno de sus alcaldes que llevan casi dos años de gobierno haya previsto una solución; y mucho menos para que como los malos estudiantes estén a última hora pidiéndole cacao a sus compañeros de otros departamentos como al alcalde de Aguachica (Cesar) para que los ayuden a hacer la tarea que ellos no hicieron a tiempo.

Si bien el problema es heredado de administraciones anteriores, su falta de planeación es inexcusable pues su solución debió tenerse como prioridad tanto en los programas de gobierno como en los planes de desarrollo de cada uno.

Lo que demuestra la crisis de las basuras que hoy aqueja a los municipios del área metropolitana y otros cuanto más, es que no hay planeación ni existe rigor técnico para la formulación de las políticas públicas que se plasman en esos dos documentos de campaña y de gobierno en los que la mayoría de las veces se dicen mentiras y falsas promesas.

¡Vergonzoso!... ver a los alcaldes de Floridablanca y Piedecuesta diciéndole al de Aguachica algo así como en bucólico santandereano: “ayúdeme que toy jodío” y peor escuchar al de Floridablanca cobrarle al de Aguachica por recibir pacientes del Cesar en la red hospitalaria de Santander ¡Pero por Dios... ni que fuera lo mismo recibir pacientes que recibir basura!

Imaginen por un momento; es como si su vecino dejase de pagar el servicio de recolección y un día a la medianoche del día anterior a que le suspendan el servicio tocase a su puerta para decirle: “vecino, vecino será que usted me deja botar mi basura en su patio” ¡la misma vaina!

Parece ser que ya le metieron política a la cosa, ¡bueno, a la solución de última hora; porque la cosa siempre ha sido política! Ya movieron sus fichas en la procuraduría y ahora por el alto gobierno en Bogotá para obligar al alcalde morrocoyero a recibir nuestra basura, lo cual francamente dudo mucho pueda ocurrir si el cacique cesarense se les para en la raya.

Los toches montándosela al Morrocoy. Como dijo el ciego: “amanecerá y veremos”.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad