miércoles 17 de abril de 2019 - 12:00 AM

“Podemos”... ¿corromper?

Sxxxx.

El Domingo pasado, mi madre, viuda ella, quien cuando mi padre vivía acostumbraba ir al culto dominical con él, me pidió acompañarla al Centro Familiar de Adoración, una de las iglesias cristianas más grandes de Bucaramanga, en donde al igual que en muchas otras se congregan miles de cristianos no católicos todos los domingos.

La música y el sermón de un joven pastor que habló sobre el arrepentimiento y el perdón me mostraron la importancia que tienen las iglesias (todas ellas, incluida la católica) en la vida social, al actuar como una especie de terapeutas del espíritu, de las familias y en general de la sociedad, labor que exalto y respeto profundamente al igual que a sus sacerdotes, pastores y líderes.

Todo iba muy bien hasta que en medio del culto, sin hacerse aún la oración de despedida (bendición sacerdotal), apareció en el púlpito un pastor de esa iglesia acompañado del también pastor Jaime Andrés Beltrán, exconcejal liberal y hoy precandidato “por firmas” por el movimiento “cívico” ( es liberal) PODEMOS a la alcaldía de Bucaramanga, diciéndoles a los asistentes que debían firmar y llevar un formato para recoger las firmas de familiares y amigos con el fin de apoyar la candidatura de Beltrán a la alcaldía de Bucaramanga. El argumento: que era “voluntad de Dios” que “hombres de Dios” gobernaran la ciudad. Ninguna propuesta programática del candidato.

A la salida, un hombre del equipo de campaña de Beltrán, llevaba a mi madre cogida de la mano para que firmara la planilla de apoyo.

Al indagarle a mi madre sobre qué iba a firmar, me dijo que no entendía, pero que el pastor había dicho que había que firmar.

Le expliqué que no era prudente firmar algo que no entendía y que se informara mejor sobre el tema.

Salí de allí preguntándome: 1) ¿es legítimo que líderes religiosos hagan política desde el púlpito indicándole a sus creyentes por quien firmar o votar? y 2) ¿si esa “indicación” desinformada es otra forma de, como decía Luis Carlos Galán, corromper la voluntad política de los electores?

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad