miércoles 16 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

¿Podemos escribir o no?

Busqué “exhaustivamente” en el código penal y en el de policía la supuesta infracción a la ley que pudo haber cometido la ciudadana con su letrero y no logré encontrarla.
Escuchar este artículo

#NosEstánMatando ¿Quién da las órdenes”. Ese fue el letrero que puso la periodista Laura Santisteban en la fachada de su restaurante en el municipio de Concepción (Santander) y por el que el comandante de policía de esa población, el intendente Edwin Pérez, coadyuvado por el alcalde José Alberto Calderón y de varios policías vestidos de civil, intimidaron y hostigaron a la periodista en un evidente prevaricato por acción, abuso de autoridad y violación del derecho a la libertad de expresión y de opinión, según ellos, porque con el citado letrero la mujer estaba incurriendo en el delito de “incitación a la violencia”.

No satisfecho con amedrantar a la periodista, el intendente Pérez, quien durante el irregular procedimiento aparece en un video con el rostro totalmente cubierto con gafas oscuras, tapabocas y gorra, interrogó a la mujer sin presencia de defensor, le increpó falsamente para que no lo amenazara y le dijo que si quería protestar que fuera a la procuraduría.

Según explicó la periodista decidió poner el letrero en su propiedad para protestar por las masacres de jóvenes que vienen ocurriendo en el país así como por los abusos policiales y la muerte de un hombre a manos de policías en Bogotá.

Busqué “exhaustivamente” en el código penal y en el de policía la supuesta infracción a la ley que pudo haber cometido la ciudadana con su letrero y no logré encontrarla.

El procedimiento realizado por el señor intendente Edwin Pérez es, a mi juicio, totalmente contrario a la constitución y la ley, además de ser una grave violación a la libertad de expresión patrocinada por quien se supone debe salvaguardar los derechos ciudadanos, el alcalde.

El comandante de policía de Santander, el coronel Carlos Cabrera, restó importancia a la situación en un breve comunicado en el que con actitud complaciente dijo que evitemos generar estos choques, es decir, que dejemos de opinar.

Señores gobernador y comandante de la policía de Santander, ¿podemos los periodistas escribir letreros y columnas haciendo preguntas o nos van a sancionar por eso? Téngase este escrito como noticia criminal.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad