miércoles 23 de octubre de 2019 - 12:00 AM

¡Un orgasmo político!

Estas “raras” elecciones son una auténtica oportunidad de consolidar un proceso histórico de renovación de los partidos, los liderazgos y la política en Santander y Bucaramanga
Escuchar este artículo

Quienes han tenido un orgasmo saben de lo que les escribo. Salvo alguna experiencia espiritual o alucinógena no creo que exista algo más placentero, creativo, renovador y opuesto al estrés, la ansiedad, los odios y rencores de la modernidad en las personas, las ciudades y la política, que un orgasmo. Por eso ha llamado mi atención la propuesta de Cindy Núñez, la aspirante al Concejo de Bucaramanga por el Partido Verde, quien con sus eslóganes “ciudades orgásmicas” y “sin gemi2/reprimi2” plantea una visión urbanística de una ciudad placentera, para el goce de todos, innovadora, creativa, diversa, incluyente, que con un enfoque diferencial de género busca reivindicar los derechos de las mujeres.

Lo que más me gusta de la idea de Cindy es que en verdad pienso que Bucaramanga necesita un orgasmo político, ese mismo que comenzó hace cuatro años con aquel acto de masturbación política que resultó ser la elección de Rodolfo Hernández como alcalde de la ciudad. Es tiempo de consumarlo, de hacerlo real y no imaginario. En eso coincido con Rodolfo.

Estas “raras” elecciones son una auténtica oportunidad de consolidar un proceso histórico de renovación de los partidos, los liderazgos y la política en Santander y Bucaramanga, de lograr un relevo político generacional que al igual que Cindy, pienso, hoy encarnan también otros candidatos en distintos partidos como: Felipe Hernández y “Pocho” Pinto (Liberales); Ciro Villareal (Centro Democrático); Nelson Bohórquez (Colombia Renaciente) y Ricardo Eslava (Polo ) a la Asamblea. John Jairo Pico (Mais); Sergio Rafael Serrano (Conservador); José Hilario Padilla (Polo) y Robin Hernández (Liberal) al Concejo. En alcaldía, Sergio Isnardo Muñoz, Ariel García, Jaime Andrés Beltrán y Carlos Toledo. Entre los que repiten encuentro liderazgos de esa misma línea, como Jorge Flórez (Polo), Fabián Oviedo (Cambio Radical), incluso el injustamente maltratado y vilipendiado Jhon Claro (ASI), a quien pienso la ciudad le debe una disculpa. Hay por quien votar. Escojan al que prefieran. Bucaramanga necesita un orgasmo político que le quite todos sus odios y rencores. Que traiga un relevo político generacional urgente y necesario. ¡Que ganen los mejores!

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad