Martes 18 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Poder es querer

Columnista: Jaime Calderón Herrera

Transitamos ya por la segunda fase de la revolución digital, la era de la inteligencia artificial y de las herramientas cognitivas que traen consigo grandes retos e incertidumbres en lo ético y en lo económico, pero que potencialmente nos ofrecen un mundo mejor. Tim O’Reilly afirma que estamos al comienzo de la transformación de una economía dominada por humanos hacia una dominada por trabajadores electrónicos, lo cual nos reta a encontrar y entender la mejor forma de relacionamiento con las máquinas. Ginni Rometty alerta sobre las necesidades contemporáneas, tales como predecir los riesgos en los mercados financieros, anticipar el comportamiento de los consumidores, alcanzar la seguridad de los ciudadanos, hacer un tráfico vehicular eficiente, desarrollar la medicina de precisión, prevenir pandemias y tratar enfermedades crónicas.

El MSK Cancer Center en New York cuenta con un desarrollo tecnológico cognitivo que ayuda a los oncólogos a un tratamiento personalizado basado en información de evidencia proveniente de Bigdata. Recordemos que la Bigdata consiste en una gran cantidad inmensa de datos, recopilados en tiempo real y a gran velocidad, cuya característica es su variedad y veracidad. En el campo de la salud, al igual que en otras actividades de la economía, proliferan datos y son cada vez más las herramientas cognitivas.

Los datos pueden ser vistos como una gigantesca fuente de recursos. Nosotros tenemos una diversidad cultural, racial, biológica, climática, vegetal, animal, convertible en data y que debemos considerar, como lo hemos hecho con el petróleo, el café, las esmeraldas, el oro, una gran fuente de riqueza.

Los datos valen y mucho, no hay que regalarlos, y no debemos dejarlos como “commodities”, como materias primas, tenemos la oportunidad de hacerles minería, de refinarlos, de agregarles valor. Organizaciones multinacionales quieren nuestros datos por nada, o por muy poco.

Tenemos un talento humano joven e inteligente que puede lanzar la economía digital colombiana al escenario mundial.

Recientemente Colciencias promovió junto con la Universidad Javeriana la primera cohorte de Científicos de Datos. Necesitamos más. Tenemos los datos y el talento, falta que quienes toman decisiones entiendan y emprendan acciones efectivas para avanzar. Podemos, pero falta querer más.

Autor:
Jaime Calderón Herrera
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad