martes 17 de febrero de 2009 - 10:53 AM

Ambientes libres de humo

Muy recientemente la Sociedad Colombiana de Cardiología divulgó la encuesta realizada por Yanhaas sobre la percepción que tienen los colombianos  del consumo de cigarrillo y la legislación vigente antitabaquismo.

El 17% de los nuestros consume regularmente cigarrillo y eso es mucho. Por fortuna, el 25% ha dejado de hacerlo y  más de la mitad nunca ha fumado.
La mitad de los fumadores  se incomodan con el humo de cigarrillo y el 91% de los no fumadores manifiestan igual molestia.

Tanto los fumadores como los no fumadores están conscientes del daño que produce el humo expirado a quienes son  sus receptores pasivos.
Escasamente un 8.4% de los fumadores está en desacuerdo con la prohibición de fumar en sitios públicos y en el trabajo.

Es así como más del 90% de los encuestados está de acuerdo con la resolución vigente que prohíbe fumar en lugares públicos.

El hecho claro de  que tres cuartas partes de los fumadores esté de acuerdo con la mencionada norma y que el 97% la  acoja,  deja entrever el alto grado de responsabilidad social que existe entre nosotros. Escasamente el 4% de los fumadores alega su derecho a fumar sobre el derecho de los demás a contar con ambientes libres de humo de cigarrillo.

Preocupa sí que un  tercio de los encuestados manifieste que nunca ha sido informado acerca de los daños a la salud producidos por el tabaquismo. La proporción mayoritaria de ellos está en los estratos bajos y es allí donde se ubican el mayor número de fumadores.

A los pobres los arrolla  la miseria y se convierten en el mercado objetivo de las tabacaleras, que aprovechan su  falta de información y su vulnerabilidad.
En Colombia hay 4 millones de hectáreas cultivadas con tabaco (apenas el 30% son de propiedad de los cultivadores)  que producen 14 mil toneladas.  

El cultivo de tabaco representa tan solo el 0.8 del PIB agrario y es casi invisible en el PIB general.

Somos en el mundo el mayor exportador de cigarrillos a Estados Unidos.

Santander, que es tierra de tabacaleros, debe empezar a plantear cultivos alternativos e investigar otros usos del tabaco. Colombia entera debe estar alerta para que no aparezca una ley que deje sin dientes a la reglamentación vigente antitabaquismo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad