martes 21 de abril de 2009 - 10:00 AM

Buscar la meta

No por estar lejos de la meta hay que  dejar de trabajar para alcanzarla.

En materia de cerrar el abismo que existe entre nosotros y los países industrializados, ya hemos dado los algunos pasos, lo que sucede es que en ocasiones  equivocamos la dirección.

El estudio mencionado por el economista Kalmanovitz  que mide el índice de debilidad estatal, califica a Colombia entre los peores por cuenta de los bajos puntajes en economía, política y seguridad, no obstante  el alto puntaje otorgado al ítem de bienestar, por las calificaciones dadas a las coberturas en educación, salud, vivienda y servicios domiciliarios.

Todos somos conscientes de la difícil realidad en estos aspectos, pero pudiéramos aventurarnos a decir  que al menos en ellos hemos tomado una dirección hacia la meta. También pudiéramos atrevernos a pensar que en materia de economía, política y seguridad, nos hemos desviado.

En lo que pareciera que hemos avanzado, como es la educación y por ser ésta de un valor estratégico y la madre de las soluciones, vale la pena aproximar algunas ideas.

La cobertura universal no es suficiente. Se requiere  de  acceso ilimitado a la información veraz, desprovista de manipulación, más allá  de la publicada en  castellano y con capacitación  para el  análisis crítico. De ello estamos muy lejos, por cuenta del costo  de las herramientas comunicacionales e informáticas, de la cultura educativa hacia el menor esfuerzo, de la deficiente enseñanza  para aprender a leer y escribir adecuadamente, de la casi ausente capacidad de abstracción matemática, y además, falta multilingüismo.

¡Y la información es apenas un insumo para el conocimiento!

Si hay brecha informacional, la cognitiva es aún mayor y más grave. El conocimiento hay que crearlo, comprarlo,  desarrollarlo y aplicarlo a resolver las dificultades propias. Requerimos de conocimiento técnico, tecnológico, profesional y científico. Tenemos un buen número de profesionales (muchos desocupados), pocos técnicos y menos científicos.

Es hora de que los institutos formen más y mejores técnicos y tecnólogos, y las universidades concentren sus esfuerzos en la creación de conocimiento, en la formación de formadores y de investigadores, y en lograr la apropiación de conocimiento útil a nuestra realidad. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad