martes 09 de abril de 2019 - 12:00 AM

Conocimiento y sabiduría

xxxxx

El matemático británico Bertrand Russell, preocupado por el crecimiento del conocimiento en la primera mitad del siglo pasado sin el acompañamiento proporcional de la sabiduría, escribió un lúcido artículo tratando de definir a ésta última y su relación con la primera. Bajo el entendido de que el conocimiento pone en las manos del hombre herramientas efectivas para el logro de sus propósitos, dependerá de la bondad o maldad de sus intenciones, que el conocimiento sea bueno o perverso para la humanidad.

Para Russell el factor primordial en la búsqueda de la sabiduría, es el sentido de la proporción, es decir, la capacidad de ponderar todos los factores involucrados en una situación o problema, pero siempre desde el contexto de la historia para elucidar de manera consciente los fines de la vida. Conocimientos amplios en personas con sentimientos mezquinos nunca alcanzarían la sabiduría. La sabiduría debe usarse, afirmaba Cicerón. Si un conocimiento se usa para el bien, nadie debe dudar de su aplicación. Si es para perjudicar, la sabiduría consiste en no aplicarlo. De allí que la imparcialidad se erige como un a condición indispensable de la sabiduría. Me gusta la afirmación que no recuerdo de dónde viene a mi memoria, que la sabiduría consiste en obtener los fines más nobles con los mejores medios. La otra condición que acerca a la sabiduría es la comprensión, en tanto que el odio la aleja. Odio y sabiduría son incompatibles. El odio viola los principios de comprensión, de proporción y de imparcialidad.

De otro lado, el conocimiento especializado, el de los científicos, no necesariamente va acompañado de la sabiduría. Ellos deberían desde la humildad que reclamaba la investigadora Elena Stashenko en reciente foro, darle prioridad a la sabiduría por encima de la obsesión que tanto percibimos en los investigadores. Colombia necesita de dirigentes sabios que nos saquen del pantano del odio y de la polarización. Por segunda vez tenemos una comisión de sabios para los temas de ciencia, tecnología e innovación, conformada por poseedores de gran conocimiento, lo cual me parece útil ¿pero no es hora de una comisión de sabios con énfasis en materia social, ética y política?

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad