martes 26 de febrero de 2019 - 12:00 AM

Disfrute su vuelo

Los publicistas de las empresas de aviación han puesto en las bocas de pilotos esta frase que está muy lejos de cumplirse. Algunos pasajeros que viajan por primera vez toman sedantes o licor para morigerar el temor y la ansiedad. Con contadas excepciones se encomiendan a su Dios antes de decolar. No obstante que el trasporte aéreo es la modalidad más segura, el hecho de abandonar los pies de la tierra causa más desazón que disfrute. Los viajeros ocasionales se conocen porque ante cualquier inconveniente arman unos escándalos de padre y señor mío, con insultos, fantasías de grandes pérdidas económicas causadas por las demoras, y una infinidad de pretextos para vituperar y exigir que les apliquen concesiones que por supuesto no pueden ser aplicadas a todos los afectados. Estos viajeros no disfrutan su vuelo.

Los viajeros frecuentes están acostumbrados a los incidentes de demoras y cancelaciones, aprenden a trabajar en las salas de espera y son más pacientes, sin renunciar a los privilegios que les reconocen las aerolíneas por su fidelidad y frecuencia de compra. Tampoco disfrutan. Solo saben de la incertidumbre implícita en viajar por este medio. Pero todo tiene un límite. El monopolio de Avianca en Colombia es indudable, dada su cobertura y frecuencias que nos obliga a preferirla, sin embargo el deterioro en la calidad de la atención es enorme. A las incertidumbres normales, se han agregado verdaderas pesadillas como consecuencia del paro de pilotos, de las fallas en el software de asignación de vuelos a la tripulación, a las deficiencias en muchos de los aeropuertos aún en remodelación, al cambio en la actitud de sus empleados para con los pasajeros, al ingreso de aviones de más de treinta años de uso, a la falta de sitios de parqueo en El Dorado, a la sobreventa autorizada de vuelos, a la cada vez mayor cambio de nave y cancelación de vuelos , y otras tantas contrariedades, de tal manera que cuando el piloto y sus auxiliares nos dicen :”Disfruten el vuelo” , solo suena a un pésimo chiste sobre una mala experiencia.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad