martes 05 de mayo de 2009 - 10:00 AM

Marchas y democracia

Una de las formas de expresión democrática consiste en manifestar el apoyo o la desaprobación de un suceso que afecte a la comunidad, mediante la ocupación del espacio público, ya sea concentrando a los manifestantes en un lugar o desplazándolos mediante una marcha.

Otra utilización de estas manifestaciones es para conmemorar sucesos históricos.

En el primer caso, los colombianos registramos recientemente dos marchas nutridas que expresaron un rechazo profundo al secuestro, a las Farc, a las desapariciones, a las masacres y a las Auc. En tales oportunidades, además de la gran cantidad de participantes, el orden y el respeto les dieron contundencia a su propósito.

En cuanto a las conmemoraciones, son tradicionales los desfiles del 20 de julio y los del primero de mayo, fecha ésta en la que los trabajadores conmemoran la lucha exitosa por el derecho al trabajo digno y el acceso a la seguridad social.

Al ver los registros noticiosos en televisión sobre el día de los trabajadores, llaman la atención las imágenes de lo acontecido en España, con nutridas manifestaciones ordenadas, con participación de sindicatos, organizaciones políticas y ciudadanía. En Cuba son multitudinarias y presididas por el Jefe de Estado. Contrasta lo anterior con las imágenes registradas en Colombia, donde la noticia es la ruptura de vitrinas, los gases lacrimógenos, el vandalismo y las 'papas bomba'.

Miles de trabajadores y sus organizaciones sindicales dedican grandes esfuerzos para organizar la conmemoración asociada a las luchas de Zaco y Vanzetti, pero unos pocos bárbaros y violentos, con infantilismo ideológico, anulan los desvelos y deslegitiman la manifestación democrática de los trabajadores colombianos.

Las organizaciones sindicales y los organismos del Estado deberían concertar las medidas necesarias para prevenir el vandalismo y permitir que los ciudadanos, los trabajadores y sus familias, las organizaciones políticas y aún los mandatarios, puedan ocupar los espacios públicos para conmemorar o para manifestar. Los infantilistas deberían reflexionar sobre la inutilidad y la tontería de sus acciones. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad