martes 07 de enero de 2020 - 12:00 AM

Moviendo y decidiendo

Hemos creado la civilización de la economía del movimiento que nos está llevando a la involución del cerebro.
Escuchar este artículo

En el área de nuestros cerebros denominada hipocampo subyace la capacidad de memoria reciente y tardía y la ubicación espacial, lo que nos provee la información necesaria para ejecutar nuestras tareas que demandan capacidades intelectuales. Pero es en la corteza cerebral ubicada detrás de la frente, donde las neuronas conectadas en red permiten usar la información que nos da el hipocampo, para planificar y tomar decisiones. Esto es así, gracias a nuestro desarrollo evolutivo de hace seis millones de años, cuando dejamos de caminar en cuatro extremidades para hacerlo en dos, y sortear las dificultades derivadas de nuestra actividad como cazadores y cultivadores, lo que hizo necesario un desarrollo de las áreas mencionadas del cerebro. Es decir, somos lo que somos, gracias al desarrollo evolutivo del hipocampo y la corteza prefrontal como respuesta a nuestra forma de movernos y a la cantidad de movimiento que hagamos, y a la práctica continuada de análisis del entorno y la toma de decisiones.

Los médicos recomendamos hacer ejercicio al menos 150 minutos a la semana porque tal prescripción está respaldada en ensayos clínicos que demuestran su beneficio sobre el hipocampo y en el mantenimiento de la memoria en adultos mayores y en aquellos que han disminuido su capacidad de recordar. Desde 1990, los investigadores Fred Gage and Henriette Van Praag, detectaron en roedores sometidos a ejercicio, una proteína que denominaron BDNF por su sigla en inglés, que se traduce como Factor Neurotrópico Derivado del Cerebro, la cual promueve el nacimiento y la sobrevida de nuevas neuronas. Investigaciones en curso parecen comprobar los hallazgos, pero también, que el solo estímulo al hipocampo no es suficiente, y que, por lo tanto, si bien correr sobre una banda en un gimnasio está bien, deberíamos adicionar una actividad cognitiva, un poco a la manera que lo hacíamos hace 6 millones de años. Hemos creado la civilización de la economía del movimiento que nos está llevando a la involución del cerebro. Como recomiendan los científicos David A. Raichlen y Gene E. Alexander debemos mover el cuerpo y la mente al tiempo.

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad