martes 22 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Ojo con la depresión

debe ser motivo de preocupación de los gobernantes, confrontar esa realidad y explorar herramientas de Inteligencia artificial que ya se usan en otras latitudes.
Escuchar este artículo

The Economist publicó hace años los resultados de una investigación que indagó si las personas, confiarían más en un robot que en un humano, encontrando que la mayoría prefieren compartir sus sentimientos vergonzantes con Ellie, un robot, mientras que aquellos que pensaban que el robot Ellie estaba siendo controlado por un humano, se mostraron más reticentes a compartir información íntima. Desde entonces han proliferado distintos programas con Apps y redes sociales tales como Instagram y Facebook, con la intención de prevenir desenlaces fatales en pacientes con depresión. Cogito Health, empresa nacida en el MIT, ha desarrollado algoritmos muy precisos en analizar las características de la voz, en términos de tono, pausas, longitud de frases, sentimiento y otras. También existen algoritmos que examinan fotos y pueden diagnosticar la depresión con una precisión del 70%, mejor que la de los médicos, para quienes, según algunos estudios, sobre diagnostican de manera equivocada hasta en un 50%. Otros algoritmos, evalúan con precisión los signos de alerta en los textos que escriben los enfermos.

La depresión es el trastorno mental más frecuente. En el planeta, más de 350 millones de seres humanos tienen que luchar diariamente con su enfermedad, y 800 mil se suicidan cada año. Se caracteriza por tristeza, perdida de interés y de placer, sensación de cansancio y falta de concentración. En Colombia se registran más de 36 mil atenciones por depresión moderada y más de once mil por depresión grave, y al parecer el problema está en aumento, presentándose con mayor frecuencia en mujeres. Muchos enfermos no son diagnosticados y por tanto no tratados. En nuestra región avanza la enfermedad y se presenta cada vez con mayor frecuencia en niños y jóvenes. Por tal razón, debe ser motivo de preocupación de los gobernantes, confrontar esa realidad y explorar herramientas de Inteligencia artificial que ya se usan en otras latitudes. Espero que los resultados de las próximas elecciones no sean una causa más de depresión pues la convivencia ciudadana depende de la salud mental de los ciudadanos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad