martes 10 de febrero de 2009 - 10:00 AM

Optimismo

No obstante los vientos de la recesión mundial, hay síntomas que permiten a los colombianos ser optimistas.

Lo primero es la capacidad que tenemos para afrontar la adversidad. Sabemos sacarle pelos a una calavera y mamamos gallo por todo, incluso en momentos de verdadera gravedad. Esto es bueno y es malo. Bueno porque no nos dejamos amilanar ante las dificultades y malo porque frecuentemente  retardamos la toma de decisiones orientada hacia la solución.

En la reciente liberación de civiles y militares, dos de los seis personajes llamaron la atención; el ex gobernador Jara y el soldado compositor: alto sentido de humor  y locuacidad dialéctica en el primero y musical en el segundo.

Los  hechos de los que fueron protagonistas, abrieron una rendija a la posibilidad del acuerdo humanitario. El gobierno maniobró al estilo que todos le conocemos, pero al final flexibilizó la posición para dejar abierta la posibilidad de lo que pudiera ser el comienzo de un proceso de paz. Si estamos a uno, dos o cinco años de terminar la guerra, es motivo para estar optimistas.

Lo segundo es la situación económica. Como estábamos relativamente bien (crecíamos económicamente, pero entre los últimos), al sobrevenir la catástrofe ésta nos llegará al final, cuando el mundo empiece a respirar optimismo nuevamente; y como somos expertos en la adversidad, nos colgaremos  a la nueva bonanza, ( qué  importa que  otra vez sea en la cola). Al fin y al cabo somos profesionales en el rebusque, la parranda y la mamadera de gallo. Por eso somos y seremos el país más feliz del mundo.

Lo tercero es que empieza de nuevo la campaña electoral y los pobres podrán vender su 'boto', las clases medias se ilusionarán con puestos y las altas 'invertirán' en futuros contratos con el Estado. El carnaval electoral traerá orquestas, lechonas, licor, pero sobre todo, ilusiones. (Qué importa que sean falsas)

Lo cuarto es que en fútbol ya no tendremos uno sino tres clásicos en la disputa entre Alianza Petrolera, Real Santander y Atlético Bucaramanga, y soñaremos con la posibilidad de tener un campeón ((Qué importa que sea de la segunda).

¿Habrá referendo? Seamos optimistas.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad