martes 23 de abril de 2019 - 12:00 AM

Relatividad en la cuántica

Colombia se encuentra sumida en un “hoyo negro” por cuenta de una política esquizofrénica y delirante que desconoce la realidad

Cada vez que los científicos logran resolver una pregunta sobre la naturaleza, surgen miles de nuevas inquietudes, por tanto, la humildad debe prevalecer en el hombre ante la inconmensurabilidad del conocimiento oculto.

Hace unos días los medios publicaron la foto de un Black Hole situado en el centro de una galaxia lejana, a una distancia difícil de comprender, como difícil de entender que la imagen del halo resplandeciente anaranjado alrededor del hoyo negro sea simplemente la representación de la radiofrecuencia de fotones incoloros. Más complejo para nosotros los legos en esos asuntos es comprender que esta “fotografía” permite a los expertos estudiar, mediante la asimetría del halo, la velocidad de giro del hoyo negro que vomita un chorro enorme de plasma y energía.

Un grupo de científicos logran enlazar sus telescopios, para convertirlos en uno del tamaño del globo azul en el que vivimos junto con miles de especies que nos empeñamos en destruir, así con ello logremos nuestro apocalipsis. Pareciéramos destinados a ser consumidos en una sinergia entre la relatividad y la cuántica, tanto como según afirman varios opinadores, parece el presidente Duque predestinado a ser devorado entre el uribismo y el Fiscal.

Colombia se encuentra sumida en un “hoyo negro” por cuenta de una política esquizofrénica y delirante que desconoce la realidad, pretende imponer su parcializada verdad y aspira a crear un “black hole” a su medida. Ese hoyo consumiría el pasado impublicable y arrastraría consigo el bien construido por sus desertores.

Ya metidos en honduras, tenemos la primera representación de un hoyo negro lejano, pero se hacen intentos para lograr imagen semejante del “Sagittarius A”, el más próximo a nosotros, como quiera que está ubicado en el centro de nuestra galaxia. Todo esto también ayudará a los científicos estudiar las leyes de la cuántica en el terreno de las leyes de la gravedad, asunto que pienso será comprendido muchos años antes de que nos expliquemos el comportamiento y los sentimientos de nosotros los colombianos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad