martes 13 de agosto de 2019 - 12:00 AM

Represas y calentamiento global

Hace 45 años no se hablaba de cambio climático, pero una represa en China colapsó produciendo la muerte a 175 mil personas.

Domingo en la tarde. Me siento frente al ordenador a escribir esta columna mientras cae una lluvia torrencial. Mi gata se acomoda en la alfajía de una ventana para mirar llover como si estuviera alucinada con el fenómeno natural. No da muestra de temor, por el contrario, luce fascinada. La tormenta trajo a mi memoria que el cambio climático ha multiplicado por veinte la aparición de inundaciones, diluvios y otras catástrofes, como las que suceden cuando ceden las represas construidas bajo los supuestos de un evento de desborde de las mismas cada cien años. Hace 45 años no se hablaba de cambio climático, pero una represa en China colapsó produciendo la muerte a 175 mil personas.

En los últimos veinte años se conoce del colapso de al menos cuarenta represas en distinto lugares del planeta. Hace poco más de un mes, un colapso mató a 19 personas en la India. Los ingleses recién evacuaron 1.500 habitantes de Whaley Bridge por el riesgo de inminente fallo de su represa. Un estudio hecho a la represa de Oroville donde evacuaron a 190 mil personas, concluyó que “el cambio climático produce altos flujos de agua que erosionaron la represa”. (Michael Le Page). Europa acaba de padecer la mayor ola de calor registrada, y los expertos dicen que en los próximos años el fenómeno empeorará. Incendios forestales se propagan en Siberia, Alaska y Canadá, y el aire caliente de Europa se movió hacia Groenlandia causando avalanchas nunca antes registradas. Claro que en el pasado ha habido olas de calor, solo que se producía una vez cada cien años, y ahora pronostican que sucederá cada ocho.

Los antílopes, los gorriones y las avispas disminuyeron su tamaño por el calentamiento global, según afirman los biólogos. No quiero continuar con un aire apocalíptico, pero afirmo enfáticamente que todos debemos exigir al gobierno y a la ingeniería colombiana, un informe del estado del arte de nuestras represas. Es muy probable que la electricidad obtenida por este medio no sea sostenible en el planeta de hoy, y es bueno saberlo a tiempo, sobre todo aguas abajo.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad