Publicidad

Jaime Calderón Herrera
Miércoles 07 de febrero de 2024 - 12:00 PM

Una presión debida

Compartir
Imprimir
Comentarios

Cuál razón pudiera asistirle a la Corte Suprema de Justicia para dilatar la elección de la fiscal general de la Nación, de una terna de juristas aceptada por ella y que después de meses de escrutinio público, nadie ha podido endilgarles tacha alguna, por el contrario, les has sido reconocida su independencia, idoneidad y probidad. Se trata de entender qué justifica no hacer la elección ya.

La CSJ tiene la función de administrar justicia donde no cabe presión alguna, pero en materia de política electoral la ciudadanía no solo tiene el derecho sino el deber de exigirle a la CSJ explicaciones a su decisión cualquiera que sea.

Es hecho notorio la intención de Barbosa de perpetuarse en cuerpo ajeno, presionando con otros grupos de interés, el encargo de la vicefiscal Mancera, quien ha sido cuestionada por presuntas acciones omisivas o dolosas. La pregunta es: ¿por qué encargar a alguien con un manto de duda y desconfianza por parte de una franja de la sociedad, habiendo tres mujeres preparadas e impolutas?

Sería ingenuo no reconocer que el Fiscal y la Procuradora han ejercido oposición al gobierno, extralimitando funciones y dejando entrever un sesgo y un doble rasero para sancionar conductas similares o incluso algunas altamente sospechosas de gobiernos anteriores que transitaron hacia el archivo.

Muchos se atreven a opinar que el enfrentamiento con la presidencia, propiciado por los órganos de control mencionados, hace parte de un plan minuciosamente calculado en tiempos, modo y lugar para provocar la caída del gobierno, además de desconocer el principio constitucional de la colaboración armónica.

Más allá de los intereses políticos de defensores u opositores al gobierno, el camino es la democracia y la defensa de las instituciones, pero de verdad. La elección de Fiscal, de producirse el próximo jueves ocho de febrero, daría paz y tranquilidad a la Nación y elevaría a grado superlativo la confianza en la Corte Suprema de Justicia y en las instituciones. En manos de los Honorables Magistrados está la decisión que genere una confrontación inmarcesible o un regreso al respeto institucional.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad