lunes 08 de febrero de 2010 - 10:00 AM

Apoyo educativo

En estos primeros días del año lectivo ha sido muy estimulante compartir experiencias con algunas de las comunidades que salieron beneficiadas con parte de los fondos sociales que las cooperativas destinan a impulsar la educación en Colombia. Desde que se viene aplicando este acuerdo, entre el gobierno y el sector solidario, las cooperativas han destinado sumas millonarias para apoyar el mejoramiento de establecimientos educativos.

A medida que los colegios se alejan de los centros urbanos, pareciera que las condiciones empeoraran y con ello las necesidades escolares fueran en aumento.  La infraestructura física es muy deficiente y en varios de ellos se carece de elementales herramientas de trabajo. Los recursos que se destinan no alcanzan para cubrir las crecientes expectativas que nuestra ayuda genera, pero consideramos que es un buen trabajo el de apostarle al futuro de la educación, representado en tantos niños y jóvenes que asisten a clases en barrios populares, pequeños municipios y veredas de nuestra comarca, a pesar de las dificultades existentes. Nos hemos vinculado donando morrales, útiles escolares, tableros, pupitres, baterías de baños, aulas de clase, uniformes y hasta polideportivos para incentivar la educación física y la competencia en las diferentes disciplinas. Sin excepción, los beneficiados reciben estas donaciones con el mayor agradecimiento posible y nos han hecho sentir la presencia de la otra Colombia, en nuestras cercanías, expresando su beneplácito por la presencia de las cooperativas, instituciones cuya vocación natural es la de trabajar por la consecución de mejores condiciones de vida para la población.

La entrega de estos auxilios es todo un acontecimiento para su comunidad y por lo general se realiza en acto especial que encabezan las autoridades municipales, los supervisores, el rector (a), los directivos, profesores, padres de familia y desde luego, los estudiantes. Son muchas las enseñanzas que nos quedan, de estas jornadas de solidaridad escolar. Poder palpar de cerca esas necesidades es un privilegio, porque nos permite verle la cara a la realidad educativa y a su vez nos brinda la oportunidad de llevar un mensaje de aliento con estas obras, que nos reaniman a continuar trabajando por estas causas.

En las ceremonias se entonan los himnos y estas actividades reafirman el propósito nuestro: 'Marchamos todos unidos, hacia la vida y la patria, escoltados por el sol, el trabajo y la esperanza'.  Apoyar la educación es creer en el futuro del país y para quienes creemos firmemente en la construcción colectiva de ese futuro, +la cooperación es el camino más apasionante para lograrlo.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad